Despliega el menú
Aragón

El enfrentamiento entre Zaragoza y la DGA dificulta el arranque de la jornada continua

La iniciativa de ZEC causa el
enésimo choque con Educación por las competencias en los colegios zaragozanos

El colegio Cantín y Gamboa, uno de los centros  que el lunes instauran la jornada continua.
El enfrentamiento entre Zaragoza y la DGA dificulta el arranque de la jornada continua
Raquel Labodí

"El problema en la gestión de los colegios es estructural e histórico". Lo dice un oficial de mantenimiento que trabaja en uno de los 17 colegios zaragozanos que, a partir del lunes, y si el Ayuntamiento no rectifica a lo largo del día de hoy, se irá a casa a las 15.10. Lo hará siguiendo las pautas que el propio Consistorio marcó ya en 2013 para estos profesionales, y que concretan que la jornada de los que trabajan en colegios con jornada continua es de 7.50 a 15.10.

La aplicación de esta medida ha cogido por sorpresa a los directores de los centros que van a modificar su horario y al departamento de Educación, que justifica su rechazo al cambio en que estos colegios seguirán activos y ofreciendo servicios lectivos por la tarde (por ejemplo, a través de clases de refuerzo) y que por eso "no se puede considerar que tengan jornada continua". "No ha habido ningún cambio en el funcionamiento de estos centros porque siguen cerrando a la misma hora; han sido ellos (el Ayuntamiento) los que han decidido unilateralmente tomar esta decisión", insisten desde la DGA.

Algunos directores ya han pedido a sus conserjes -como se les llama coloquialmente- que deslicen su jornada y trabajen a turno partido. Mientras, según ha podido saber HERALDO, el coordinador de este cuerpo de oficiales les envió el martes una carta recordándoles su nuevo horario.

El Ayuntamiento insiste en que el horario de los oficiales "no impedirá en ningún caso" que se implante la jornada continua porque los directores, las ampas y las empresas de extraescolares pueden abrir y cerrar los colegios, pero los centros alertan de que con esta organización "se descuidan" servicios como el del comedor, los refuerzos o las extraescolares.Acercamiento de posturas

Ayer se celebró una reunión entre el Ayuntamiento y el departamento de Educación para intentar acercar posturas sobre el horario de los oficiales y el Consistorio decide hoy si matiza su postura sobre el horario de los conserjes. Ambas instituciones arrastran un largo historial de enfrentamientos por las competencias en las escuelas (en 2014, el Consistorio exigió a la DGA que pagase 13,7 millones por la limpieza y energía de los colegios).

Además, el Ayuntamiento reprocha que fue la DGA la que no les comunicó el cambio estructural de horario de estos colegios y alega que en todo momento se ha interpretado que pasaban a funcionar con horario continuado. "El Gobierno no ha informado al Consistorio de los cambios de manera formal", añaden. La orden de tiempos escolares sí que pasó por el Consejo Escolar de Aragón, donde participa el Consistorio.Carencias en la plantilla

El problema con los oficiales está enquistado no solo por el horario. Estos profesionales siempre se han quejado de que no tienen interlocutores en los centros y a menudo deben acatar los cambios de horarios y rutinas a voluntad de los directores. Además, el sindicato UGTexplica que aunque son unos 180 trabajadores en centros educativos de Zaragoza, faltan todavía unos 40 más. "Hay bolsa de trabajo, pero no se contratan", aclaran. "El problema es estructural y urgen soluciones", reclaman.

Etiquetas
Comentarios