Despliega el menú
Aragón

Unos 120 militares de seis países hacen un curso de aviones de transporte en la Base

Realizan un vuelo diario entre Caudé, el polígono de Bardenas y San Gregorio.

Unos 120 militares procedentes de seis países europeos realizan esta semana el Curso de Entrenamiento Avanzado de Transporte Aéreo Táctico (EAATTC, las siglas en inglés) en la Base de Zaragoza. Es el tercero similar que realizan y en 2017 se multiplicará hasta seis al año al crearse en Zaragoza el centro formativo para aviones de transporte de toda Europa.

Fuentes militares señalaron ayer que el retraso de la creación del centro en la capital aragonesa, previsto para este mes, se ha debido a la falta de cinco personas de varios países que se sumarán a los cuatro españoles a la base de Zaragoza y otros dos holandeses que están radicados en Eindoven (Países Bajos).

En el curso de esta semana participan dos aviones Hércules C-130 de España y Bélgica, un C-160 Transall de Francia, dos C-295 de Polonia y República Checa y un C-27 Spartan de Rumanía. Además de estas tripulaciones con sus aviones participan otros militares procedentes de Italia y Alemania.

Las aeronaves de transporte de estos países son apoyados por varias unidades españolas como el Ala 15 de la Base, que proporciona la amenaza aire-aire con cazabombarderos F-18, y el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (también en Zaragoza) y la Brigada Paracaidista, que aportan paracaidistas. La Base de Zaragoza está en pleno despliegue para dejar el apoyo logístico a las operaciones aéreas de los aviones extranjeros.

El curso dura diez días, empezó el pasado domingo día 11 y concluirá el próximo jueves con una celebración militar. La práctica que realizan casi todos los días consta de un vuelo diario matinal de dos horas (en febrero se hicieron, uno diurno y otro nocturno). Su destino es salir de Zaragoza y entrenar los aterrizajes en el aeropuerto de Caudé (Teruel) y la base aérea de Ablitas (Navarra), donde hay una pista de tierra. Luego sobrevuelan hacia el polígono de tiro de Bardenas, donde se producen los ataques aire-aire, y concluyen la misión con el lanzamiento de paracaidistas en el campo de San Gregorio.

"Se trata de entrenar la interoperatividad entre los aviones de los distintos países europeos", señaló un oficial de la Jefatura de Movilidad Aérea (JMOVA)que coordina el ejercicio y dirige el curso.

Las lecciones aprendidas en el EAATTC establecen una "sólida base" para futuros despliegues en el ámbito de las operaciones europeas, para las perspectivas del uso del futuro A400M (que va a sustituir al Hércules desde el mes de octubre que llegue el primero e la Base de Zaragoza) y para la recién nacida sede permanente del nuevo centro en Zaragoza.

Alternativa a EE. UU.

"Es importante destacar que el curso permite tener una alternativa a otro de estas mismas características que se celebra en Estados Unidos. Con la organización en suelo europeo se consigue reducir los costes de posicionamiento y repliegue de las aeronaves, fundamentalmente en horas de vuelo", señalan fuentes militares.

El próximo jueves se realiza una ceremonia de graduación una vez superado satisfactoriamente y las tripulaciones obtendrán los diplomas acreditativos de graduados EAATTC. El acto estará presidida por el general jefe de Movilidad Aérea, Alfonso Otero.

Etiquetas
Comentarios