Despliega el menú
Aragón

Las quejas al Defensor del Paciente se disparan por la lista de espera y Urgencias

En julio y agosto, meses normalmente sin apenas actividad, se han recibido más de 40 reclamaciones.

El servicio del Hospital Miguel Servet este verano, con varios pacientes en los pasillos.
El servicio del Hospital Miguel Servet este verano, con varios pacientes en los pasillos.
Heraldo

Las quejas al Defensor del Paciente se han disparado durante este verano. Aunque normalmente julio y agosto eran meses sin actividad, este año las reclamaciones han aumentado y se han contabilizado estos meses más de cuarenta por la atención recibida en la Comunidad aragonesa. Principalmente, son las listas de espera y la atención en los servicios de Urgencias las que aglutinan la mayoría de protestas.

La Asociación el Defensor del Paciente centraliza en Madrid las quejas de toda España. El año pasado, la entidad estudió 338 casos de aragoneses que denunciaron la atención sanitaria recibida en la Comunidad (algunos se remitieron a la Fiscalía). No obstante, aunque es pronto para hacer un balance, la presidenta de esta organización, Carmen Flores, no descarta que en 2016 Aragón y otras comunidades superen las cifras de los años anteriores debido a la evolución de los últimos meses.

El incremento de reclamaciones por la demora para una operación coincide precisamente con el ligero aumento que registró la lista de espera el mes de julio. Tras seis meses consecutivos de descenso, la cifra de aragoneses que llevaban más de medio año pendientes de una intervención repuntó hasta los 2.290 (Traumatología se mantiene como la especialidad que más retraso acumula).

Pero, además, durante los últimos meses, trabajadores y pacientes han denunciado –y así lo ha reflejado en numerosas ocasiones este periódico– la saturación de las Urgencias de diferentes hospitales y con una especial incidencia de las del Miguel Servet de Zaragoza.

Plan para las Urgencias

Ante esta situación, el Departamento de Sanidad ya anunció hace unas semanas un plan de choque para intentar agilizar las atenciones en esos servicios, dirigido a la población más mayor. Aragón tiene una población cada vez más envejecida y que padece enfermedades crónicas. Aunque en la mayoría de las ocasiones estas personas son controladas y tratadas en los centros de salud a través de su médico de cabecera, muchas veces sufren recaídas y tienen que acudir a Urgencias para ser estabilizadas.

Precisamente, el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, anunció que se está trabajando en la creación de unidades especiales dentro de los hospitales que reciban a estos pacientes cuando su estado empeore. Esta medida, que podría ponerse en marcha en los próximos meses y aliviaría considerablemente la presión asistencial de los servicios de Urgencias, ya se ha desarrollado en otras ciudades con muy buenos resultados. No obstante, habrá que esperar a ver si esta iniciativa tiene los mismos efectos en una Comunidad con una dispersión geográfica como la aragonesa.

Respecto al incremento de las quejas en los últimos meses, la responsable de la Asociación el Defensor del Paciente, Carmen Flores, mostró su preocupación por este hecho y señaló que es "lógico" pensar que esto se deba a que la atención sanitaria en los últimos años ha empeorado y "las medidas de las diferentes administraciones no están dando sus frutos". Consideró necesario que el Ministerio de Sanidad no solo incremente el dinero destinado al sistema sanitario, sino también que refuerce el control a las comunidades autónomas para garantizar que estas ofrezcan una atención adecuada a los ciudadanos.

En se sentido, la responsable de esta organización a los pacientes a reclamar por escrito cualquier incidencia o demora que sufran en la atención, así cuando consideren que su asistencia no ha sido la adecuada. Recordó que la mayoría de las quejas que la entidad recibe se resuelven satisfactoriamente con una llamada de atención sin necesidad de emprender más acciones. De esta manera, según sus datos, solo un 40% de las quejas llegan a los tribunales. "De las cuales también tengo que decir que solo un 30% se resuelven favorablemente", aseguró la presidenta de la Asociación el Defensor del Paciente.

Etiquetas
Comentarios