Aragón
Suscríbete por 1€

Los diez muertos de tráfico del pasado mes lo convierten en el segundo peor agosto de la década

Ningún otro mes del presente año había registrado un número tan elevado de víctimas mortales en carretera.

La peligrosa N-232 se cobró dos vidas el pasado 30 de agosto.
La peligrosa N-232 se cobró dos vidas el pasado 30 de agosto.
G. Mestre

Los diez fallecidos registrados durante agosto en las carreteras aragonesas lo han convertido en el peor mes de lo que llevamos de 2016. Basta con echar la vista atrás y repasar las estadísticas para comprobar que se trata también del segundo agosto con más víctimas mortales de la presente década. Son cifras preocupantes, pero lo cierto es que todavía es pronto para activar las alarmas. Sobre todo, porque el acumulado anual de fallecidos es de 36 y de aquí a Navidades hay tiempo para corregir la tendencia y no sobrepasar los 56 registrados en 2015 (que fue el ejercicio con menos fallecidos desde que existen registros).

El mejor ejemplo de lo dramático que ha resultado agosto es lo ocurrido el día 21, cuando en una sola jornada se contabilizaron hasta cuatro muertes en tres siniestros diferentes. Porque si a primera hora se conocía la triste noticia del atropello mortal de dos ciclistas en Botorrita (Zaragoza), horas después se supo de otros dos accidentes con pérdida de vidas: uno en el término de Huesca y otro en el de Baranuy, en esta misma provincia.

Pero en la hoja del calendario del mes de agosto hubo otras dos fechas marcadas en negro, ya que en ambas se registraron también varios siniestros mortales en cuestión de horas. El 13 de agosto, un conductor fallecía en un choque en la A-121 a la altura de Ricla y un motorista perecía poco después en una salida de vía en la carretera que une Uncastillo y Sos del Rey Católico.Otra vez en la N-232

El pasado 30 de agosto, el que volvió a convertirse en triste protagonista fue el tramo sin desdoblar de la N-232 entre Figueruelas y Mallén. Por la mañana, fallecía un transportista al empotrar su camión contra el que le precedía a la altura de Boquiñeni. Por la tarde, el conductor de un turismo se dejaba también la vida en el asfalto en un choque frontal contra otro trailer en Pedrola.

Los dos últimos siniestros de la N-232 han llevado al Gobierno aragonés a solicitar una reunión con Fomento para exigir que se agilicen las obras que permitirán convertir esta siniestra nacional en una moderna autovía con dos carriles por sentido. Sin embargo, son también muchos los que reivindican una mayor inversión en el mantenimiento tanto de la red nacional de carreteras como de la autonómica, ya que la crisis ha hecho que muchos firmes presenten un estado lamentable.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión