Despliega el menú
Aragón

El TSJA no suspende el nuevo horario de religión como pedían los obispos

Los obispos consideran que al establecer 45 minutos semanales de clase se quiebran los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede.

Imagen de archivo de la reunión de la consejera de Educación, Mayte Pérez, con el arzobispo de Zaragoza y los obispos de Huesca y Jaca, y el obispo de Teruel y Albarracín.
Foto de archivo de una reunión de la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, con el arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora; el obispo de Huesca y Jaca, Julián Ruiz Martorell, y el obispo de Teruel y Albarracín, Carlos Manuel Escriba
Oliver Duch

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha denegado la medida cautelarísima solicitada en el recurso presentado por los obispos aragoneses para que suspendiera la ejecución del nuevo horario de religión en Primaria establecido por el Departamento de Educación para los centros públicos.

El TSJA ha emitido un auto en el que apunta que "no aprecia la concurrencia de circunstancias de especial urgencia para adoptar tal medida sin oír a la parte contraria", por lo que deniega la suspensión que se solicita con carácter cautelarísimo y se traslada esta notificación al Gobierno de Aragón para que "en el improrrogable término de una audiencia alegue lo que a su derecho convenga".

Contra la presente resolución no cabe recurso alguno, según el auto.

De este modo responde el TSJA al recurso presentado por los obispos aragoneses en el que pedían la suspensión de forma cautelar de la ejecución del nuevo horario de religión en Primaria.

En el mismo reclamaban una medida cautelarísima para que se mantuviera, mientras se tramitaba el recurso, en cada uno de los cursos de Primaria un horario semanal mínimo de 90 minutos y no los 45 fijados por la consejería de Educación.

El nuevo horario se recoge en la orden suscrita el pasado 12 de agosto por la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, por el que se modifica el tiempo de clase de religión establecido en una orden anterior, del 16 de junio de 2014, con la Lomce vigente y cuando estaba al frente del ejecutivo autonómico el PP.

Los obispos consideran que al establecer 45 minutos semanales de clase se quiebran los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede de 1979 sobre la enseñanza "equiparable" de la religión a las materias fundamentales y supone "un evidente perjuicio tanto a los padres como a los alumnos", según el recurso.

Etiquetas
Comentarios