Aragón

La juez convoca una vista para decidir si el autor del doble atropello mortal va a prisión

Se celebrará la semana que viene y permitirá valorar las últimas pruebas aportadas.

El accidente se produjo poco antes de las diez de la mañana del 21 de agosto en Botorrita.
Toni Galán

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Zaragoza, Natividad Rapún, ha citado al conductor que causó la muerte de dos ciclistas en Botorrita para que asista a una vista que se celebrará la próxima semana y en la que se decidirá si continúa en libertad o ingresa de forma provisional en el centro penitenciario de Zuera. Tras examinar las diligencias ampliatorias aportadas por el equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico –que como informó este diario incluyen grabaciones de cámaras y declaraciones de personas que se cruzaron con el Opel Vectra de Leoncio Moreno y alertaron al 112 de su temeraria conducción–, la magistrada ha considerado conveniente convocar a las partes para que valoren las nuevas pruebas y se vuelvan a pronunciar sobre las medidas cautelares.

Las familias de Enrique Javier Comín Guillén y Alberto Martínez Fernández, los dos ciclistas fallecidos en el trágico accidente de la N-330, tenían intención de personarse en la causa lo antes posible. Por ello, todo apunta a que sus respectivos abogados estarán en condiciones de asistir a la vista de la semana que viene y de ser escuchados por la juez. Los allegados de ambas víctimas ya expresaron su sorpresa e incredulidad por la puesta en libertad del conductor tras su primera declaración en el juzgado de guardia, lo que hace prever que sus representantes legales pedirán ahora su ingreso en prisión provisional.

Dada la gravedad de los hechos y las dramáticas consecuencias de su imprudencia, la Fiscalía ya expuso el pasado día 21 a la magistrada la conveniencia de decretar el ingreso de Leoncio Moreno en Zuera. Pese a ello y tras valorar las pruebas de que disponía, esta última consideró entonces más ajustado a derecho su puesta en libertad con cargos. Cuando declaró en sede judicial, el conductor dijo tener numerosas "lagunas" sobre lo ocurrido. Por ello, lo lógico es que la instructora aproveche la celebración de esta nueva vista para preguntarle si en estos días ha podido recordar algo más. Tras asistir el sábado por la tarde a un concierto en el Monasterio de Veruela (Vera de Moncayo), el hombre regresó a la capital a aragonesa a tomar algo. Sin embargo, asegura que apenas recuerda nada de lo que hizo durante toda la madrugada.

El grado de desorientación del hombre era tal que, ya por la mañana, cuando se disponía a volver a su casa en La Muela, erró el camino y tomó la autovía de Huesca. Al darse cuenta de su equivocación, hizo un cambio de sentido –momento en el que golpeó con su coche una baliza– y volvió hacia la capital aragonesa. Pero al llegar a la Z-40, el conductor se despistó de nuevo y en lugar de en casa terminó en Botorrita, donde arrolló a los dos ciclistas.

Comienzan las declaraciones

Según fuentes judiciales, antes de volver a escuchar al vecino de La Muela, la magistrada quiere interrogar a algunos de los conductores que le vieron conducir de forma anómala por la A-23. De hecho, sus testimonios le podrían servir para valorar si a los dos homicidios por imprudencia y al delito contra la seguridad vial –por superar la tasa penal de alcohol– hay que añadir un tercero por conducción temeraria.

Para la defensa, a cargo de Bella Sánchez, las medidas cautelares actuales son las adecuadas y lo lógico sería esperar a que se conozca el informe técnico de la Guardia Civil para ver si es necesario revisar la situación de su cliente.

Etiquetas
Comentarios