Despliega el menú
Aragón

Clamor en Bedous para reanudar el tráfico ferroviario hasta Canfranc

Desde finales de junio, más de 50 personas utilizan a diario el tren para moverse entre Pau, Olorón y Bedous.

La concentración tuvo lugar en la estación de tren de Bedous.
La concentración tuvo lugar en la estación de tren de Bedous.
Laura Zamboraín

La rehabilitada estación de tren de Bedous, en Francia, acogió ayer el tradicional acto que organiza la Coordinadora para la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) conmemorando el aniversario de la conexión internacional. Un año más se reivindicó la reanudación del tráfico entre los dos países, aunque en esta edición, el objetivo parece más cerca, ya que desde hace un mes los trenes de viajeros llegan hasta Bedous, gracias al esfuerzo de la región de Aquitania y de su presidente, Alain Rousset. Por ello, este fue el escenario elegido, en lugar de la estación de Canfranc, donde se ha venido celebrando todos los años.

Fue un acto sencillo, al que acudieron unas 200 personas y en el que se hizo balance de lo ocurrido los últimos meses y se habló de futuro. Este pasa por la implicación de los Estados español y francés para que los trenes puedan llegar a Canfranc y luego circular con todas las garantías por las infraestructuras existentes en la provincia de Huesca, tras la necesaria remodelación y mejora de las mismas. Y es que si tanto Crefco como Creloc (su homóloga francesa) llevan años explicando los beneficios de la reapertura, en la actualidad cobra más importancia al comprobarse que todos los días utilizan el nuevo tramo ferroviario hasta Bedous, desde Pau o desde Olorón, entre 50 y 60 personas, turistas y vecinos del valle de Aspe.

"Tenemos que seguir trabajando para demostrar la utilidad de la línea tanto para pasajeros como para mercancías", tal y como apuntó el alcalde de Bedous, Henry Bellegarde. De momento, la línea solo se utiliza para transporte de viajeros, pero Creloc ha encontrado un operador ferroviario de proximidad de la Cámara de Comercio de Bayona que está interesado en el tráfico de mercancías en el valle de Aspe, según explicó Alain Cazenave-Piarrot, fundador y presidente de honor de Creloc.

En este valle existen canteras de piedra y hay madera y paja para transportar, un tráfico no muy elevado de mercancías, "pero sí de dos o tres vagones por semana", añadió. El nuevo trazado está creado para sostener el transporte de mercancías, aunque de momento a la compañía francesa SNCF "no le interesa", dice Cazenave-Piarrot.

"No debemos parar aquí"

Tanto Crefco como Creloc han tenido un papel esencial en la puesta en marcha del tramo entre Bedous y Olorón y así lo destacó Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc, quien tuvo una mención especial para Rousset, "la persona que ha conseguido encender de nuevo la llama del Canfranc". "Ha habido muchas buenas noticias en los últimos meses, pero no debemos pararnos aquí, tenemos un año trascendental por delante, los Estados deben comprometerse y conseguir la financiación necesaria. Se han dado pasos importantes pero no definitivos", aseguró.

"Estamos en el buen rumbo", subrayó Javier Garrido, portavoz de Crefco, que recordó igualmente que falta el tramo entre Bedous y Canfranc, 33 kilómetros, pero también la modernización entre Huesca y Canfranc. "Ha habido buenas palabras de los políticos, pero no se han dado los pasos", añadió. El objetivo más inmediato es la cumbre bilateral entre España y Francia de final de año, "en la que se debe tratar la reapertura entre Bedous y Canfranc. Que se hable del tema, pero que se tomen acuerdos concretos, porque de lo contrario iríamos muy ajustados para el 2020".

Por último, el presidente de Creloc, Jean Luc Palacio, anunció que con la asociación española "definiremos las acciones a llevar a cabo". Una iniciativa para el próximo otoño es la limpieza de un tramo de ferrocarril cerrado actualmente al tráfico, en la que podrá participar todo el que lo desee. "Se trata de limpiar la vegetación para que todo el mundo vea por donde va", concluyó.

La jornada comenzó con un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Niza y se completó con el viaje en tren hasta Olorón y una comida.

Etiquetas
Comentarios