Aragón
Suscríbete

La Generalitat devuelve en secreto documentos de un aragonés al Archivo de Salamanca

Antes de la sentencia del contencioso, el director general de Archivos de Cataluña negó que vayan a entregar más.

Un documento de la familia Suils enviado de Salamanca a Cataluña.
Un documento de la familia Suils enviado de Salamanca a Cataluña.

La Generalitat ha devuelto en secreto documentos de un aragonés, procedente del valle de Benasque, al Archivo de Salamanca. Este caso era objeto del proceso contencioso abierto por la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para recuperar papeles que la Generalitat se llevó en seis viajes desde 2006.

La devolución de Cataluña se hizo bajo mano y sin advertirlo al investigador Policarpo Sánchez, que es el denunciante de la Generalitat ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Pero se hizo con tal sigilo que los papeles de Guillermo Suils, un joyero de la Puerta del Sol e hijo de unos aragoneses nacidos en el valle de Benasque, se metieron en una cámara acorazada y todavía no se puede consultar en el archivo.

"Ha sido una victoria de nuestra batalla para salvar el Archivo de Salamanca porque la Generalitat tuvo que devolver estos documentos contra su voluntad y nos ha provocado mucha emoción", destacó el investigador Policarpo Sánchez, presidente de la Asociación Salvar de Salamanca.Reunión sin resultado

Pero esta fórmula utilizada hace unas semanas con esos documentos aragoneses y otros de la Agrupación de Socialistas Asturianos no se va a generalizar. La semana pasada quedó visto para sentencia el proceso abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y, antes de que se conozca la sentencia, el director general de Archivos de Cataluña, Josep Boya, negó el pasado miércoles que vayan a devolver otros documentos a siete familias aragonesas (tres de Huesca, tres de Zaragoza y una de Teruel) cuyos documentos se trasladaron al Archivo de Cataluña.

La semana pasada se celebró una reunión entre el presidente de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, Policarpo Sánchez, con el director general de Archivos catalán, Josep Boya; el director del Archivo Nacional de Cataluña, Francesc Balada; y Àngels Bernal, responsable de los fondos del Archivo Nacional de Cataluña.

"Cité el caso de una familia de Zaragoza (ha aportado otros de Teruel, Huesca, Valencia, Murcia, Castellón, Asturias y Alicante) porque sus documentos han sido indebidamente trasladados a Cataluña. Propuse no levantarnos de la mesa para que al menos se devolvieran los papeles a las familias antes de que se dicte la sentencia y así acabar con su sufrimiento", relató Policarpo Sánchez. "Pero el director general de Archivos dijo que no tenía importancia lo de las familias no catalanas, sino que lo importante es que el Archivo de Salamanca debe desaparecer", agregó.

La consecuencia de este encuentro para dar solución al conflicto de los papeles de Salamanca, celebrado en el Palau Moja de Barcelona (sede de la Dirección General de Archivos de la Generalitat) ha sido un fracaso. La Asociación Salvar el Archivo de Salamanca anunció el jueves que llevará el caso al Parlamento Europeo para que se proteja a las familias desamparadas y con ello se recuperen sus documentos históricos.

La consejería de Cultura de la Generalitat sostiene que ha restituido a sus propietarios (en Cataluña) un 85% de los ‘papeles de Salamanca’ recibidos, que tenía previsto entregar un 10% de restante de los documentos esta primavera y que está en fase de estudio y de identificación de un 5%. Por eso, el Ejecutivo catalán ha manifestado su sorpresa ante la demanda de la Asociación Salvar el Archivo de Salamanca, que ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la devolución de 400.000 documentos que, a su juicio, aquella comunidad mantiene de forma indebida e "ilegal".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión