Aragón

Heraldo Saludable

El Salud implanta un código en Urgencias para detectar a pacientes con sepsis

El sistema para descubrir infecciones generalizadas ya funciona en siete centros sanitarios aragoneses y está previsto que en breve se extienda al Miguel Servet.

Ana Ezpeleta (enfermera), Marco Sarrat (médico de Urgencias), Beatriz Boned (bioquímica), Paloma Dorado (intensivista), José María Ferreras (médico de Urgencias), Carmen Aspiroz (microbióloga), Clara Herranz (enfermera de Urgencias).
Ana Ezpeleta (enfermera), Marco Sarrat (médico de Urgencias), Beatriz Boned (bioquímica), Paloma Dorado (intensivista), José María Ferreras (médico de Urgencias), Carmen Aspiroz (microbióloga), Clara Herranz (enfermera de Urgencias).
Raquel Labodía

El tiempo es oro en la lucha contra la sepsis, una afección desconocida para muchos pero que causa miles de muertes al año. Aragón ha sido pionera en implantar un mismo código en los servicios de Urgencias de siete hospitales de la Comunidad para detectar a los pacientes que pueden llegar con una infección generalizada causada por una bacteria. Solo en su primer año de vida, esta alerta se ha activado en más de 8.000 pacientes y está previsto que estos resultados puedan mejorarse conforme el sistema vaya consolidándose.

Llegar a la implantación de este código sepsis no ha sido fácil. Ha sido un grupo multidisciplinar de profesionales del Royo Villanova de Zaragoza el que lo diseñó, lo implantó en este centro sanitario en el 2013 y, poco a poco, han ido difundiéndolo al resto de hospitales (el Miguel Servet será el último que se sume al proyecto).

Pero, ¿cómo funciona? Es en la sala de triaje (prediagnóstico) del servicio de Urgencias de los hospitales, donde las enfermeras toman ya al paciente una serie de constantes y valoran algunas cuestiones como su nivel de conciencia. Todos los valores son introducidos en un sistema informático, que alertará de los posibles casos de sepsis en dos niveles de gravedad: los que necesitan una atención inmediata y son atendidos en menos de diez minutos y otros, en los que se analizará su evolución.

Una de las ventajas de este sistema es que una vez que salta el primer signo de alerta, se hace un hemocultivo al paciente y se intenta administrarle la primera dosis de antibiótico en menos de una hora. Así, aunque serán los análisis los que concretarán contra que bacteria luchar, se avanza para poder parar la colonización del germen por el organismo y evitar más daños. "Cuanto antes actúes, disminuye la mortalidad", asegura Paloma Dorado, intensivista del Royo Villanova, y responsable del grupo de sepsis del Royo Villanova. "Si el antibiótico se pone rápidamente en los casos más graves, se tendrán mejores resultados", añadió. Aunque no se tienen datos regionales, la sepsis afecta a 50.000 españoles cada año, de los que mueren 17.000. Su mortalidad es superior al ictus, al infarto agudo de miocardio y al conjunto de los tumores de mama, colon, recto y próstata. Cada tres o cuatro segundos mueren por sepsis alguien en el mundo.

Proteger los antibióticos

Los antibióticos son las únicas herramientas que hay en la actualidad para luchar contra una infección de estas característica. De hecho, hace unos días se hizo público el descubrimiento de una "superbacteria" resistente a todos los fármacos. Por ello, los expertos hacen hincapié en la necesidad de proteger los medicamentos, especialmente los antibióticos, y evitar así que las bacterias se hagan fuertes. "Hay que concienciar a la gente de que los antibióticos hay que utilizarlos en las ocasiones en los que son necesarios", puntualizó Carmen Aspiroz, microbióloga del Hospital Royo Villanova.

Etiquetas
Comentarios