Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

“No hace falta ser una familia de anuncio para realizarse y ser feliz”

La Fundación Bertín Osborne celebró ayer en Zaragoza un taller sobre discapacidad infantil.

Angels Ponce y Fabiola Martínez, ayer, durante la jornada.
Angels Ponce y Fabiola Martínez, ayer, durante la jornada.
A. Navarro

La Fundación Bertín Osborne ha incluido a Zaragoza en la red de ciudades en las que desarrolla sus actividades y ayer, por primera vez, se ofreció un taller para gratuito para familias de niños con discapacidad. La terapeuta Angels Ponce charló durante cuatro horas con los numerosos asistentes y analizó con ellos el modo en el que han de cuidar de sí mismos y de su en torno para afrontar "el viaje inesperado"–así se titulaba la jornada– que supone tener un hijo con alguna discapacidad.

"El primer objetivo es adaptarse, algo que se va a ir haciendo durante toda la vida. Adaptar no es lo mismo que aceptar, porque esta palabra tiene un fondo de resignación. Con la adaptación constante ya sabes que eres capaz de hacerlo y aprendes a vivir con la realidad, recomponiendo y reorganizando muchas rutinas", decía Ponce. Las familias presentes compartieron experiencias y fueron relatando cómo en sus vidas "desaparecen algunos amigos, pero también encuentras personas en el camino que ayudan muchísimo".Así, comentaron que lo más importante es no sentirse solo ni perdido en el maremágnum de ir y venir de un especialista a otro y que el diagnóstico –algo que no se obtiene en muchos casos– puede ser "angustioso y devastador", pero también un alivio y un punto de partida para saber lo que tiene que hacerse en cada caso. "En todas las familias pasan cosas y afrontar unas necesidades especiales es una cosa más. No hace falta ser una familia redondita y de anuncia para poder realizarse y ser feliz", aseveró la terapeuta. Se citaron ejemplos de menores con autismo, epilepsia o parálisis cerebral y muchos de los asistentes compartieron sus "fórmulas o recetas" para hacer más llevaderas las situaciones complejas del día a día.

Fabiola Martínez, esposa de Bertín y madre de un niño con una lesión cerebral, introdujo la jornada y explicó que es muy positivo verse en el espejo de otras familias para intuir por dónde va a ir la propia experiencia. "Cada vez que vengo a un taller aprendo algo nuevo", concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión