Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El fiscal se ve obligado a dejar sin castigo el ataque de un escolar al director y a sus profesores

Como el alumno tiene menos de 14 años y es inimputable, lo único que han podido hacer es asignarle educadores específicos.

El colegio público Cortes de Aragón (Zaragoza) ha sido este curso escenario de otra agresión contra el profesorado. Según ha podido confirmar ahora HERALDO, el pasado 19 de enero, un alumno del centro (menor de 14 años) se ensañó con una estudiante y con varios profesores del centro; entre ellos el director. Los hechos culminaron con una denuncia ante la Fiscalía (desde enero de 2013 hay una ley autonómica del profesorado). Pero como los menores de 14 años son inimputables a efectos penales, se ha sobreseído la causa y el caso está en manos del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS).

Al parecer, no era la primera vez que surgían problemas de convivencia con este menor, y el colegio llevaba tiempo invirtiendo esfuerzos para intentar reconducir la situación con todos los medios posibles.

Ese día, y según fuentes consultadas por este periódico, el alumno se metió con otra compañera y una profesora intentó corregirle esta actitud hablando con él. Sin embargo, él lo rechazó y se le trasladó que debía acudir a hablar con el director del centro. No obstante, el chico se negó y empezó a agredir a los presentes, intentando zafarse de los profesores que le instaban a presentarse ante el director.

Este fue reclamado y sufrió, como los que estaban en ese momento, numerosas patadas que el menor lanzó durante ese rato. La Policía acudió al centro y los docentes acabaron magullados: uno incluso sufrió contusiones cervicales y ha necesitado hasta 20 sesiones de rehabilitación en estos meses.

El colegio confirmó ayer los hechos, así como que el alumno ya no pertenece al centro, aunque no por la actuación de la inspección educativa, sino por el programa que ha comenzado con educadores específicos del IASS.

El director rechazó entrar en detalles al tratarse de un menor, pero sí que aseguró que este colegio y muchos otros echan en falta "un mayor apoyo de la Administración educativa cuando ocurren este tipo de situaciones".

"No es una cosa de niños: el daño físico es el menor y muchos hemos llorado de rabia por lo que este tipo de situaciones suponen, a pesar de que llevamos muchos años en la enseñanza", añadieron docentes vinculados al colegio. "Nos sentimos desamparados", concluyeron.

Educación aseguró ayer que cuando ocurrieron los hechos, se reunieron con el colegio y se les ofreció apoyo. Además, se aplicó el protocolo para estos casos.

Un plan en marcha

No obstante, el propio Departamento ha reconocido que el abordaje de los problemas de convivencia en los centros escolares tiene mucho margen de mejora, sobre todo por los intensos cambios sociales. Se prepara ya un plan de choque que tratará de reducir la violencia en las aulas en todos los sentidos: hacia el profesorado o entre el alumnado, contemplando por supuesto los casos de bullying (ya está operativo un teléfono gratuito, el 900 100 456).

La semana pasada se dio a conocer también la agresión de un menor a dos profesores en el instituto Medina Albaida. No obstante, estos dos casos no son los únicos y el profesorado exige más protección.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión