Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las advertencias antitabaco toman las cajetillas

Los mensajes sobre los riesgos de fumar ocuparán, a partir de este viernes, el 65% de la superficie del envase.

Los mensajes antitabaco ocuparán a partir de ahora el 65% de la cajetilla.
Los mensajes antitabaco ocuparán a partir de ahora el 65% de la cajetilla.
UE

Pulmones devorados por el cáncer, dientes ennegrecidos, advertencias sobre el riesgo de impotencia, de infarto, de embolia… los avisos impresos en las cajetillas de tabaco llevan ahí más de una década, pero a partir de este viernes, 20 de mayo, serán más grandes.

Una normativa de la Unión Europea establece que las imágenes y las frases que avisan de los riesgos del tabaco tienen que ocupar el 65% de la superficie de la cajetilla, frente al 30% actual. Además estarán en la parte de arriba, bien visibles, y la marca quedará relegada a la zona inferior.

Las cajetillas incluirán una dirección de correo electrónico del Ministerio de Sanidad en la que se ofrecerán consejos para dejar de fumar.

Las nuevas normas afectarán a los cigarrillos, pero también al tabaco de liar y al de pipa de agua. A partir de este viernes, además, se prohíbe la venta de cigarrillos de sabores, que en España son poco comunes pero tienen mucho éxito en otros países europeos. La excepción a esta norma son los cigarros mentolados, para los que se establece una moratoria que permite su comercialización hasta mayo de 2020.

Desde el gremio de los estanqueros, su presidente en Zaragoza, José Corral, explica que tienen un plazo de un año para acabar con el 'stock' de cajetillas actuales. No obstante, él calcula que las marcas más importantes estarán ya a la venta en el nuevo formato en el plazo de un mes.

Los médicos creen que las medidas que entran en vigor este viernes ayudarán a reducir el número de fumadores. “Las fotos impactantes funcionan. Hacen el tabaco un producto menos atractivo y eso ayuda a que los jóvenes no empiecen a fumar”, explica Isabel Nerín, médico y responsable del grupo de Investigación sobre Tabaquismo del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón.

Según explica, tras la prohibición de la publicidad del tabaco, la cajetilla es el único soporte que les queda a las compañías tabaqueras para hacer márquetin y por eso, asegura, es tan importante reducir al máximo ese espacio.

En realidad, el objetivo de los médicos es conseguir el llamado “empaquetado neutro”, esto es, una cajetilla idéntica para todos los productores, en la que se deja un mínimo espacio para la marca y el resto está ocupado por mensajes de advertencia. Este formato ya está en vigor en Francia, Hungría, Irlanda y Reino Unido, además de en Australia, que fue pionero en este tipo de iniciativas.

Nerín destaca que los cambios en el aspecto de la caja son eficaces para evitar que haya nuevos fumadores, pero no desincentiva a quienes ya fuman. No obstante, cree que esta debe ser una medida más que se una a muchas otras –“subir el precio del tabaco, aumentar los espacios libres de humo, ayudar a dejar de fumar…”- para lograr el objetivo final: reducir al máximo el número de fumadores.

En España, los expertos calculan que fuma entre el 24% y el 26% de la población, con algunos datos preocupantes como la cifra de mujeres de edad media, entre las que el porcentaje supera el 30%.

Nerín lamenta que, tras la prohibición de fumar en lugares públicos, las medidas antitabaco se han relajado: “Y no debemos olvidar que fumar mata. La mitad de los consumidores de tabaco morirán por causas relacionadas con el tabaco”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión