Aragón

El caso del padre fallecido tras una pelea está "en el límite entre la muerte natural y la violenta"

La autopsia dice que un traumatismo inició la hemorragia cerebral y que esta se agravó por ser un hombre en tratamiento. La juez da tres días a la forense para aclarar sus conclusiones.

La víctima cayó desplomada en la plaza de San Juan el Viejo.
La víctima cayó desplomada en la plaza de San Juan el Viejo.
Mancipe

La juez que investiga el fallecimiento de Juan Antonio Aranda Moreno, el vecino de Calatayud fallecido el 30 de abril tras pelearse con el padre de un compañero de su hijo, ya tiene el informe definitivo de la autopsia. Sin embargo, las conclusiones de la forense parecen no haber aclarado las dudas que albergaba la instructora, que se ha visto obligada a dictar una providencia pidiendo una serie de aclaraciones urgentes. Entre otras razones, porque en la primera conclusión de su informe la médico que practicó la necropsia al cadáver afirma que se trata de un fallecimiento "en el límite entre la muerte natural y la muerte violenta".

Según el atestado policial, el fallecimiento de este bilbilitano, de 51 años, se produjo escasos minutos después de que mantuviera un enfrentamiento con Jesús L. M., de 37, a quien se detuvo y abrieron diligencias por presunto homicidio. La víctima padecía del corazón y recibía tratamiento farmacológico, por lo que la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Calatayud confiaba en que la autopsia aclarara si la muerte de Juan Antonio Aranda tenía su origen en la agresión o en la patología cardíaca. Pero no despejó sus dudas el informe preliminar enviado desde el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA), por lo que la instructora decidió poner en libertad provisional al investigado a la espera del informe definitivo.

Lo que la forense dice ahora -es atípico que en un caso de esta naturaleza practique la autopsia un único médico- es que "fue un traumatismo inicial el que puso en marcha un proceso hemorrágico", aclarando a continuación que este se vio agravado por la patología coronaria del paciente y los fármacos que tomaba. Hasta el punto, indica, de convertirlo en "un sujeto especialmente vulnerable".¿Qué hay que aclarar?

Tres días ha dado de plazo la juez a la forense para que le aclare una serie de extremos. Lo primero que le pide es que determine si la causa de la muerte fue un hematoma o pudo deberse a otros factores o patologías". Y se lo pregunta porque, en su informe, no aprecia más lesiones externas en el cuerpo de la víctima que las que le produjeron los sanitarios en el pecho con el desfibrilador. La juez también quiere que la forense aclare si recogió muestras y la envió al laboratorio, porque no hace ninguna mención a ellas.

Etiquetas
Comentarios