Aragón
Suscríbete

Ciencia 'nano' para grandes promesas

Quince grupos de alumnos de Secundaria de ocho centros educativos
mostraron ayer sus logros científicos con materiales miscroscópicos como el grafeno.

La presentación del equipo de 4º de la ESO de La Salle estuvo muy cuidada.
La presentación del equipo de 4º de la ESO de La Salle estuvo muy cuidada.
Raquel Labodía

Se imagina que, con cada paso, la energía que mueve con sus pies pudiera usarse para recargar el teléfono móvil? ¿Y qué tal poder dejar un mensaje oculto en un material que, con el efecto del frío, vuelve a aparecer? Detrás de estas ideas no hay una gran multinacional, ni un equipo universitario lleno de sesudos científicos; sino chavales aragoneses de 15 o 16 años que sueñan con poder cambiar el mundo aplicando nanomateriales como el grafeno.

Los proyectos de 68 de ellos (organizados en 15 grupos diferentes de ocho colegios e institutos aragoneses) fueron ayer valorados por un jurado de expertos dentro de la I Feria de Nanociencia para escolares de Aragón. Contaron, además, con un público de excepción: la consejera de Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría; el vicerrector de Política Científica, Luis Miguel García Vinuesa y el director del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA), Ricardo Ibarra, un reconocido experto internacional en este campo.

En los ‘stands’, proyectos tan interesantes como el de Germán Burgos, María Salas, María Rodríguez, Paula Gracia y René Salazar; todos alumnos de 4º de ESO de La Salle Montemolín. Con grafeno, y aplicando moléculas que pueden corregir algunas de las carencias de este material, mostraron al jurado que son capaces de crear una teloestructura extremadamente flexible con la que transformar la energía solar en térmica, o en la que necesita nuestro móvil. El material podría aplicarse a un guante, por ejemplo, o a las fundas de las tablets.

Muy cerca, Samuel Rubio, Javier Leza, Daniel Martínez, Álvaro Rotellar y Raúl Cruz (IESÉlaios) dejaban a más de uno boquiabierto. Su ‘healthy energy’ (traducido como energía saludable) arrancó más de un aplauso, aunque la consejera también hizo un guiño al futuro de la profesión. "¿Dónde tenéis a las chicas del equipo?", les preguntó.

En su caso, han diseñado una plantilla que se pone en el zapato y que logra transformar la energía mecánica que se produce con cada paso en eléctrica. Por ejemplo, si esta plantilla se conectara con un nanotubo de carbono hasta el bolsillo, donde están el móvil o el MP3, ambos se recargarían. Ellos también llevaron su propia impresora en 3D.

El certamen tuvo dos categorías: una para Educación Secundaria, que ganaron los chicos del IESÉlaios; y otra para EducaciónEspecial, que se llevó el CEEI San Antonio. Ambos obtuvieron 400 euros en material escolar para su colegio. "Hemos logrado ponerles en situación de investigar y de lanzar proyectos a escala nanométrica", valoró el coordinador de la feria, Guillermo Orduña.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión