Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DGA se reafirma en el pacto fallido con Cataluña para la cogestión de los bienes

Pérez dice que "protege los intereses de Aragón", mientras la Generalitat insiste en que el acuerdo conllevaba entregar 53 obras a Sijena, pero sujetas a devolución.

Los consejeros de Cultura de Aragón y Cataluña, Mayte Pérez y Santi Vila, se reunieron el 25 de febrero y Vila anunció la entrega de 53 piezas de Sijena, ahora abortada.
Los consejeros de Cultura de Aragón y Cataluña, Mayte Pérez y Santi Vila, se reunieron el 25 de febrero y Vila anunció la entrega de 53 piezas de Sijena, ahora abortada.
Oliver Duch

La consejera de Cultura de la DGA, Mayte Pérez, se reafirmó ayer en los términos del acuerdo fallido con la Generalitat para la entrega de 53 piezas del monasterio de Sijena, pese a que el texto pactado no recogía explícitamente su propiedad aragonesa –reconocida por sentencia judicial– y establecía de facto la cogestión tanto de esas obras como del resto del patrimonio religioso del Aragón oriental que permanece retenido en Cataluña.

Estas condiciones han suscitado duras críticas del PP, el PAR y C’s a la gestión de Pérez, a quien el presidente aragonés, Javier Lambán, respalda. Aunque ayer rechazó hacer declaraciones, a última hora del martes alabó en Twitter el "magnífico trabajo" de la consejera en este asunto, al tiempo que tachó de "flojo" ante sus socios de ERC –que vetaron el acuerdo– al ‘conseller’ de Cultura, Santi Vila. No obstante, valoró su "buena voluntad".

Pérez insistió ayer en que no hay problema en "seguir hablando como estos dos meses (desde el anuncio de entrega), si es en los términos del acuerdo, que protege absolutamente los intereses de la Comunidad", dijo. Y eso, pese a que la portavoz de la Generalitat, Neus Munté, sostuvo el martes, tras frustrarse el pacto, que lo que ambos gobiernos habían negociado era un convenio que "permitía concretamente la cesión en comodato y el traslado de determinadas piezas menores" a Sijena, si bien en el documento que se iba a aprobar solo se habla de "trasladar voluntariamente". Según la definición de la RAE, se denomina comodato a un contrato por el cual se da o recibe prestada una cosa con la obligación de restituirla. Así, el Ejecutivo catalán pretendería seguir ostentando la propiedad de esos bienes, pese a que su compra a las monjas fue anulada por una juez de Huesca hace un año.

Cataluña tiene recurrida esa sentencia y tanto el texto consensuado como la Generalitat han dejado claro que solo acatarán resoluciones judiciales "firmes" sobre la titularidad. "Solo faltaría en un Estado de Derecho", afirmó ayer a este respecto el consejero catalán de Cultura, Santi Vila, en una entrevista concedida a Aragón Radio en la que se le preguntó si habría que mandar a la Policía para recuperar los bienes que retiene la Generalitat. Pero la DGA ya anunció hace meses que pediría su intervención si Cataluña se resiste a la ejecución provisional –pendiente de fecha– de la sentencia que le obliga a entregar las 53 obras que recogía el convenio y otras 44 que también fueron objeto de las compraventas ilegales.

Vila, que milita en Convergencia, asumió que hay que seguir dialogando para convencer a ERC y también a las instituciones de Lérida, que "lógicamente tienen sus recelos y prevenciones", admitió. Temen que la entrega de esas obras abra la puerta a la devolución de otras muchas.

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat y líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, manifestó en Onda Cero que la propuesta que se iba a aprobar "no era adecuada" porque la "obligación" de la Generalitat es "custodiar el patrimonio que está bajo su responsabilidad". Evidenció así que bloqueó el pacto para evitar la entrega del arte aragonés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión