Aragón
Suscríbete por 1€

Los bomberos no pueden llegar a 14 zonas de Aragón en los 35 minutos que exige la ley

La falta de profesionales, la orografía y los malos accesos son las principales causas de las demoras. La DGA plantea coordinar parques después de tres años sin poner medidas tras aprobar la norma.

Zonas en las que cuesta llegar más de 35 minutos
Zonas en las que cuesta llegar más de 35 minutos

Si se encuentra en Belchite, Jabaloyas o la Guarguera y sufre un percance que requiera de la intervención de los bomberos, intente mantener la calma y no perder la paciencia, porque tardarán más de 35 minutos en llegar desde el parque más cercano. Este es el tiempo máximo de respuesta que marca la normativa autonómica para atender una emergencia en cualquier núcleo de población, pero según el Gobierno de Aragón, en la actualidad hay hasta 14 zonas de la Comunidad que quedan fuera de ese radio por distintas circunstancias, principalmente la falta de profesionales y los malos accesos a estos puntos repartidos por las tres provincias.

En total, según los datos que maneja la Dirección General de Justicia e Interior de la DGA, la cobertura actual garantiza la atención en el tiempo máximo establecido al 95% de la población y el 85% del territorio.

La ley del Fuego entró en vigor hace ya tres años y en octubre de 2014 se aprobó el decreto de organización de los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento. Tenía como objetivo que las incidencias se atendieran en un máximo de 35 minutos y para ello, se dividió el territorio en 15 zonas con parques principales, secundarios y de apoyo, con diferente dotación de medios y personal en cada caso.

Pero de momento, apenas se ha avanzado en este ambicioso plan, entre otras cuestiones porque las diputaciones de Huesca y Zaragoza y CC. OO. han recurrido distintos aspectos del decreto y aún no hay decisión judicial. El Gobierno PSOE-CHA va a estudiar si, con ciertas modificaciones, se podrían eliminar los motivos de recurso para dar a los decretos carácter definitivo. Las impugnaciones "no tienen carácter suspensivo, pero sí suponen un grado de incertidumbre", explica la directora general de Justicia e Interior, María Ángeles Júlvez.

Mientras, como denuncian los colectivos de profesionales, persiste la falta de personal, de parques para atender determinadas zonas y de coordinación en el caso de Huesca. Allí, a diferencia de Zaragoza y Teruel, no hay un cuerpo provincial y se hacen cargo las comarcas, con diversas particularidades en cuanto al horario o la plantilla. Algunas carecen de bomberos profesionales o no cubren todos los turnos, por lo que cuentan con voluntarios, aunque estos no pueden actuar fuera de su comarca.

Las áreas más desprotegidas se concentran en el eje del Noguera Ribagorzana, en el extremo nororiental; la Guarguera, en el Alto Gállego, el entorno de la sierra de Guara y los Monegros. En este último caso, la comarca no presta este servicio y debe recurrir a los de Huesca o el Bajo Cinca. Han pedido ayuda autonómica y Júlvez aclara que la DGA otorga ayudas para equipamientos y medios materiales, "pero allí no hay un edificio ni personal, que no podemos subvencionar".

A la espera de poder acometer inversiones y contrataciones, continúan las reuniones del grupo técnico constituido por Protección Civil, Diputación de Huesca y comarcas para hacer un diagnóstico de la situación y establecer un protocolo de coordinación. "Quienes no prestan el servicio, teniendo la obligación, deben saber que no puede ser gratis porque conlleva un gasto que hay que compensar", advierte la directora general.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión