Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La Fiscalía pide cárcel para siete jóvenes de Utebo por reventar un cotillón y herir a cinco agentes

La trifulca se produjo en la Nochevieja de 2015, cuando un vigilante reprochó a los acusados que fumaran en el pabellón. Quitaron la porra a un policía e intentaron desarmar a otro.

Trifulca Utebo
Trifulca Utebo
HA

La Fiscalía ha decidido sentar en el banquillo de los acusados y pedir prisión para los siete jóvenes que la Nochevieja de 2015 reventaron el cotillón que se celebraba en el pabellón de deportes de Utebo, desatando una trifulca en la que resultaron heridos hasta cinco agentes municipales. Y todo porque a los ahora acusados no les sentó nada bien que les recordaran que no estaba permitido fumar en un recinto cerrado en el que aquella noche se congregaban 1.500 personas.

Quien recriminó al grupo de amigos su actitud fue uno de los vigilantes que velaban por la seguridad de la fiesta. Pero al ver que estos no solo hacían caso omiso a sus advertencias sino que incluso exhibían una actitud "totalmente desafiante", el empleado decidió poner el asunto en manos de la Policía Local. Sobre la 1,30, varios agentes se personaron en el pabellón e identificaron a los mencionados jóvenes para denunciarles por infringir la normativa que prohíbe el consumo de tabaco en lugares públicos. Sin embargo, en cuanto se marcharon los municipales, los ahora acusados siguieron fumando.

El cotillón continuó desarrollándose con normalidad hasta las seis de la madrugada, hora en la que muchos de los asistentes al cotillón se habían marchado ya a casa. En ese momento, uno de los jóvenes a los que habían llamado la atención por fumar se percató de que el vigilante que les había delatado se encontraba colocando unas vallas y decidió encararse con él.Según el escrito de acusación de la Fiscalía, no se conformó con insultarle, sino que también le propinó un empujón. Varios compañeros vieron la agresión y volvieron a avisar a la Policía Local, que rápidamente acudió al recinto.

Rodearon a los policías

Al ver llegar a los agentes, Iván S.G. intentó escabullirse entre el público. Lo hizo con la ayuda de sus amigos, que no dudaron en salir al paso de los municipales para que no le dieran alcance. Pese a ello, dos de los funcionarios atraparon al fugado, pero su reacción fue tan violenta que fue necesaria la intervención de un tercer policía para reducirlo. Pero el agente no llegó a conseguirlo, puesto que Joaquín N. S., "con claro menosprecio al principio de autoridad", le propinó cuatro puñetazos en la cabeza para que soltara a su colega.

Como recuerda la acusación pública, la Policía Local de Utebo tuvo serias dificultades para poner orden y repeler la agresión, puesto que "un numeroso grupo de personas" trató de impedírselo. No solo mediante el empleo de la fuerza –patadas en los genitales, codazos en las costillas, puñetazos en el estómago...–, sino también intentando desarmar a los agentes. De hecho, a uno le quitaron la porra y a otro quisieron arrebatarle la pistola.

Además de a los dos ya mencionados, se abrieron diligencias a otros tres jóvenes: Óscar J. T., Jorge L. S. y Juan José J. H.. Los cinco han sido acusados por la Fiscalía de atentado contra la autoridad, delito por el que pide sendas penas de dos años de cárcel. A todos ellos se les atribuyen también faltas de lesiones, por las que deberán responder, en caso de condena, a multas de entre 270 y 810 €. El ministerio público acusa también a Leticia C.B. y Rebeca R.S., para las que pide sendas condenas de 5 meses de cárcel por resistencia y desobediencia, respectivamente. La defensa, a cargo de Patricia Rodrigo, pide la absolución.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión