Despliega el menú
Aragón

La comunidad escolar aragonesa, a la espera

Colegios y familias piden consensos y estabilidad para no perpetuar
la incertidumbre que crea la situación actual, con la Lomce a medio implantar y dudas sobre su futuro.

La comunidad escolar aragonesa, a la espera
La comunidad escolar aragonesa, a la espera
E.H.I

La reválida de 6º de primaria, que según la ley de educación vigente, la polémica Lomce, debe realizarse este próximo mayo ha vuelto a poner de relieve la inestabilidad que viven en la actualidad centros educativos y hogares. La comunidad escolar no sabe a qué atenerse a la espera de que el nuevo Gobierno, sea el que sea, tome una decisión definitiva sobre la normativa que debe aplicarse. Mientras tanto, en lo que cada sector implicado concuerda es en que ahora mismo todo está en el aire.

La Lomce marca en primaria dos pruebas externas: una en tercero y otra, en sexto. La primera no era de obligado cumplimiento este curso, por lo que el Gobierno de Aragón decidió incluir los estándares que la ley quería que se midieran con ese control dentro de la evaluación continua habitual en este nivel, pero no a través de una reválida. Sin embargo, la normativa sí obliga a que la de 6º de primaria se lleve a cabo en el presente curso.

Esta semana, cuatro autonomías se negaban a instaurarla, mientras las ocho Comunidades gobernadas por el PSOE mantenían su oposición a este control, pero pedían una reunión urgente con el ministro para llegar a un acuerdo. Como Méndez de Vigo no convoca la sectorial, la consejera aragonesa, Mayte Pérez, anunció que, mientras no haya reunión, su Departamento no hará esta reválida. "Si no nos convoca el ministro, las autonomías no gobernadas por el PP nos reuniremos la primera semana de mayo. Estamos en contra y, por tanto, no desarrollaremos la prueba tal y como la plantea la Lomce, a través de una prueba externa que pone en duda la labor de los docentes y que nos parece segregadora", declaró Pérez, quien criticó además que este examen costaría un dinero que su Consejería "no está dispuesto a pagar"."En un ay"

Por su parte, la portavoz educativa del PP, María José Ferrando, expresó también esta semana su visión sobre el asunto. En su opinión, no es momento de tocar nada. "Luego, si se convocan elecciones y el nuevo Gobierno tiene escaños suficientes y quiere cambiar la ley, que se haga. Pero en esta situación de Gobierno en funciones lo mejor sería cumplir escrupulosamente la ley". Dicho esto, Ferrando admitía que los colegios están "en un ay", algo que afecta a la comunidad. "Las víctimas son los propios docentes, que no saben a qué atenerse. Y el propio alumno está nervioso, porque no sabe si tendrá que presentarse a una prueba dentro de un mes, aunque no le vayan a calificar y se haga solo para detectar carencias", opina la diputada.

Esta reválida es la materia más urgente que atañe a la implantación de una ley contestada, y que el Gobierno de Aragón actual siempre se han mostrado partidario de suprimir. Pero hay muchas más que están en duda y para las que los consejeros de Educación socialistas piden una mayor concreción. Por ejemplo, la implantación el próximo curso de los itinerarios en 4º de ESO y la duración de los mismos. También nombran la titulación de la FP básica o el acceso a los ciclos de FP de grado medio y superior. Y en la mente no solo de los responsables políticos, sino de todos los centros de secundaria están las reválidas de 4º de ESO y la final de Bachillerato, unida al acceso de la Universidad. Según la Lomce, el año que viene se eliminaría la selectividad. Pero aún no se conoce cómo... ni si se llegará a hacer.

"Estamos a la expectativa. Aunque las reválidas en 4º de ESO y 2º de bachillerato no serían vinculantes el año que viene, sí que habría que llevarlas a cabo. Y, respecto a la selectividad, nos reunimos con la Universidad, pero no hay una decisión", lamenta Antonio Martínez, presidente de la Asociación de Directores de Instituto de Zaragoza.

Martínez critica que se encuentren en esta situación porque la ley se aprobara sin consenso. Tampoco su aplicación gradual ha facilitado su implantación. Esto ha provocado que, en los cursos impares, alguien con una asignatura suspendida en dos niveles distintos no pueda promocionar si le queda otra materia más, lo que no ocurre en los cursos pares. Pero, más allá de una u otra ley, lo que piden los directores es estabilidad para el futuro. "Nos encontramos ahora con una psicosis que depende de que haya gobierno o no. Las familias nos preguntan, pero nosotros no sabemos qué itinerario sacar para cuarto de ESO, empezamos ahora a juntarnos para hablar de eso", informa.Qué ocurre con los libros

El año pasado, los institutos decidieron mantener los libros de la LOE, la ley anterior, por esta situación de interinidad. Si la Lomce se llegaba a derogar, los nuevos textos solo hubieran servido para un año. Y Óscar Martín, vicepresidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, admite que esta inestabilidad normativa también afectó a su gremio. "La mayoría de centros decidieron optar por libros creados para la legislación anterior, pero las editoriales no habían hecho reediciones y habían apostado por textos Lomce –que por otro lado no vendieron–, así que no tenían suficientes", cuenta Martín. Para este año, el librero prevé que las editoriales tengan libros de ambas normativas, de forma que se provoquen menos afecciones. "Nosotros queremos dar el mejor servicio. Y si las editoriales que nos suministran no tienen fondos suficientes, al final las familias tienen que esperar para adquirir los libros, hacer filas, volver varias veces...", explica.

Los nuevos libros, de hecho, son una de los perjuicios que ha traído consigo la Lomce según Fapar, que reúne a las asociaciones de madres y padres de la Comunidad. "Suponen mucho coste y no se pueden reutilizar los anteriores", detallan desde la federación. Fapar se muestra en contra de la Lomce y ve con buenos ojos que no se lleven a cabo las reválidas de primaria, pero cree que el panorama actual es "una situación de prórroga que se nos está haciendo eterna porque desestabiliza a las familias". Por este motivo, la asociación está haciendo un esfuerzo de información, por ejemplo, para comunicar que el currículo en Bachillerato es Lomce, pero en Aragón incluye aspectos de la norma anterior como la atención a la diversidad.

De una manera o de otra, Fapar concuerda con todo el resto de colectivos de la Educación aragonesa: se precisa estabilidad y hoy reina la incertidumbre.

Etiquetas
Comentarios