Despliega el menú
Aragón

Dar cata

Esta despedida fue la más cruel de Manuel, al dejar a Rocío en Aragón. Él se regresa a trabajar a Madrid. Ella se resiste a dejar la cuidad. Cientos de formas ha intentado Manuel, para sacar a su esposa de este lugar, que ha sido imposible. El amor entre ellos nunca ha estado en duda, y más aun, con la espera de su primer hijo. Será su olor, sus calles, los amigos… algo existe en este espacio, que abandonarlo le cuesta casi la muerte a Rocío, al tener un aborto espontáneo, el año pasado.

La disyuntiva de Manuel, ante el buen dinero de su trabajo, o el estar con su familia. La decantación hasta ahora ha sido aplazada. Ambas partes traen sus claro-oscuros, si se regresa, mata sus anhelos de crecimiento profesional, y al quedarse, se perderá para siempre el día a día de su retoño.

No hay decisión intermedia. Se está, o no se está. El mayor peso avalara la decisión, la mente con sus futuros, o el corazón con sus querencias. Cuantos hombres ilustres se han perdido…

Etiquetas
Comentarios