Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Salud seguirá jubilando a los médicos a los 65 años hasta tener un plan de recursos humanos

Desde 2013 han dejado de trabajar 480 galenos. Hay déficit de profesionales en seis especialidades. El nuevo documento abrirá la posibilidad de prorrogar la vida laboral de facultativos de agunas especialidades.

A pesar de que el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, anunció que se estudiaba la posibilidad de prorrogar la vida laboral de algunos médicos por el déficit de especialistas, el Servicio Aragonés de Salud continúa y continuará de momento jubilando a los médicos a los 65 años. Al menos, hasta tener elaborado un nuevo plan de recursos humanos, cuya previsión es que pueda estar listo en este semestre, para después pasar a negociar con los sindicatos.

El nuevo documento analizará en profundidad la previsión de jubilaciones y la disponibilidad de nuevas incorporaciones en cada uno de los servicios, aunque de partida ya se sabe que hay problemas en al menos seis especialidades (Traumatología, Ginecología, Radiología, Anestesia, Anatomía Patológica, Cardiología).

Estos problemas se han acentuado tras el volumen de jubilaciones de facultativos en los últimos años. Desde 2013, han dejado de trabajar 480 galenos y está previsto que este año lo hagan 139 más y en 2017, 147. Aunque no hay un cálculo de cuántos se han sustituido, las deficiencias han quedado patentes en algunos servicios sobre todo de hospitales periféricos.

Es el caso, por ejemplo, de Ginecología en Jaca (donde se han suspendido las urgencias) o Traumatología en Calatayud. En este último centro, faltan tres especialistas, pero el déficit se está paliando con profesionales del Clínico o del Royo Villanova de Zaragoza. También hay carencia de un cardiólogo en Barbastro o uno o dos radiólogos en Huesca. "Esta situación nos preocupa. Viene intuyéndose ya hace algunos años y ya se han tomado algunas medidas a nivel nacional como sacar a formación más plazas de las especialidades con más problemas", explicó el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, que también reconoció que comunidades de Aragón con una población dispersa y más hospitales periféricos sufren más de lleno la dificultad para encontrar especialistas que otras regiones más urbanas.

El nuevo plan de recursos humanos sustituirá al que aprobó el anterior Ejecutivo autonómico en 2013 y que desde el primer momento ha estado envuelto en polémica. Los sindicatos médicos advirtieron de que el documento era fundamentalmente un plan para jubilar de manera forzosa a los profesionales y así conseguir ahorrar en un periodo de crisis. Su postura quedo avalada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón que declaró nulo este plan en julio del año pasado. Sanidad anunció que no iba a recurrir y que elaboraría uno nuevo.

No obstante, todavía queda otra vía judicial abierta que puede traer más de un quebradero de cabeza a la Administración autonómica. Algunos de los facultativos (más de 200) presentaron recursos individuales que han llegado al Tribunal Supremo, que en casos similares en otras comunidades ha fallado a favor de los profesionales y no solo ha obligado a la reincorporación inmediata de los facultativos sino a indemnizarles económicamente.

A pesar de ese escenario judicial en contra, Marión explicó que hasta la redacción de un nuevo plan de recursos humanos que avale y justifique la prórroga de algunos puestos, el Salud tiene que regirse por la norma autonómica que obliga a los funcionarios a retirarse al cumplir los 65 años. Solo será Hacienda el que autorice cualquier ampliación del ejercicio profesional por cuestiones especiales. Sin embargo, el Gobierno de Aragón solo ha concedido dos moratorias desde 2013 a dos médicos del Salud.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión