Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Auzsa y los trabajadores del bus hacen hoy su enésimo intento de firmar un acuerdo

Las discrepancias salariales y aspectos organizativos centrarán la nueva reunión.

Parada llena a rebosar en Conde de Aranda durante el horario de paros matutino, esto es, desde las 9.30 hasta las 11.00.
Parada llena a rebosar en Conde de Aranda durante el horario de paros matutino, esto es, desde las 9.30 hasta las 11.00.
José Miguel Marco

Será el sexto intento en el SAMA, el enésimo si se cuentan las reuniones que se han celebrado fuera del servicio de mediación. La dirección de Auzsa y el comité de empresa de la compañía se vuelven a sentar alrededor de una mesa para tratar de llegar a un acuerdo que les permita firmar su nuevo convenio colectivo y, de paso, desconvocar la huelga que afecta desde hace 82 días a cientos de miles de zaragozanos.

Aunque las partes aún mantienen sus cautelas y ven que el acuerdo aún no es posible, al menos durante la semana pasada hubo leves acercamientos en materia salarial, el principal escollo. Y, sobre todo, han conseguido enlazar varias jornadas casi consecutivas de reuniones, lo que al menos permite que la negociación siga viva y que se mantengan ciertas esperanzas. Hubo una reunión en el SAMA el pasado miércoles, otra el viernes, y hoy se hará un nuevo intento.

En los últimos contactos, la empresa ha accedido a actualizar los salarios conforme al IPC del año anterior, aunque solo si este es positivo. Así, en caso de que los precios se actualicen en negativo –como pasó por ejemplo en 2014–, no se aplicaría la bajada de sueldo que teóricamente correspondería. Esta propuesta está lejos de las exigencias de los trabajadores. Además, el comité de empresa critica que va a aparejada de un "recorte en los derechos adquiridos", especialmente en materia de indemnizaciones por bajas de larga duración o incapacidades.

Los trabajadores también rebajaron sus exigencias en las últimas reuniones. En lugar de pedir una subida de sueldos lineal, la solicitaron de forma gradual a lo largo de cuatro años. Así, los salarios subirían progresivamente durante 2016, 2017, 2018 y 2019. Cada año tendrían un incremento del IPC –siempre que este sea positivo– además de un 1,15% más. La dirección de Auzsa calificó la propuesta como "similar a lo que había hasta ahora encima de la mesa", afirmó que es "totalmente inasumible para la empresa" y que "imposibilita cualquier tipo de acuerdo en este aspecto".

Además, ambas partes están negociando una serie de mejoras organizativas que Auzsa, a su vez, está trabajando de forma paralela con el Ayuntamiento. Se trata de un calendario para instalar aseos en todos los finales de línea, nuevos tiempos de recorrido para el fin de semana y otros cuadros de descanso semanal que mejoraría las condiciones de los llamados ‘conductores ambulantes’. Hoy por la tarde se volverán a tratar todos estos asuntos, y los trabajadores celebrarán el martes una asamblea para determinar qué medidas se van a tomar. Por de pronto, ya están preparando su presencia en la Cincomarzada del próximo sábado en el parque del Tío Jorge, adonde llevarán sus reivindicaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión