Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Plaza negocia con seis inversores y empresas la venta de más de 250.000 metros cuadrados

Las operaciones suponen la ocupación de una quinta parte del suelo disponible en la plataforma. Promotores ya instalados negocian a su vez otras transacciones de parcelas de más de 10.000 metros.

Las empresas aragonesas lideran el índice de gestión del cambio.
Vista de las obras de las nuevas instalaciones de Pikolin en Plaza, el pasado 11 de febrero.
Oliver Duch

La Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) vuelve a estar de moda. Tanto como para tener en marcha seis operaciones de compraventa de parcelas que superan con creces los 250.000 metros cuadrados de superficie. De cerrar con éxito las negociaciones, que se encuentran en distinto grado de madurez, se lograría vender una quinta parte del suelo disponible en Plaza, que ronda en la actualidad las 125 hectáreas.

Fuentes conocedoras de los contactos aseguraron a este diario que la mayor parte del suelo se destinará a la implantación de nuevos proyectos empresariales, con la consiguiente diversificación y creación de empleo. Aello se suman los planes de una compañía ya radicada en la plataforma y que necesita suelo para una ampliación significativa de sus instalaciones. Las peticiones de suelo oscilan entre los 15.000 y los 100.000 metros cuadrados.

El consejo de administración de Plaza está informado de tres de las transacciones en marcha, de las que se dio cuenta en la reunión celebrada el pasado martes y cuya revelación ha generado malestar en el equipo de la sociedad pública e incluso entre los clientes.

La de mayor importancia corresponde a un grupo inversor español, cuya identidad sigue bajo secreto pese a haber publicitado el propio presidente de Aragón, Javier Lambán, hace dos meses que quería adquirir 200.000 metros cuadrados. La compraventa de las primeras diez hectáreas se escrituró a finales de enero y la otra mitad del suelo está pendiente de que ejecute una opción de compra. Para ello, el consejo de administración tuvo que autorizar una rebaja en el precio pactado inicialmente, ya que la segunda parcela tenía un mayor valor de tasación que las dos primeras vendidas y reclamó igualarlo. De cerrarse con éxito, se ingresarán gracias a este inversor más de quince millones de euros.

Según informó el propio Gobierno aragonés, la intención de este grupo español, que se dedica a la explotación en arrendamiento de bienes inmuebles, es construir naves destinadas a trabajos logísticos.

El segundo cliente por superficie, y de una importancia estratégica, es una gran compañía de distribución francesa a la que le urge disponer de 100.000 metros cuadrados para levantar un centro logístico. En este caso, sus planes pasan por construir por fases y la primera nave quiere tenerla en marcha en el plazo máximo de un año, para lo que ha requerido a las administraciones la máxima celeridad para otorgar las preceptivas licencias y autorizaciones. De hecho, solo ha reservado una parcela, situada en el entorno de Pikolin y BSH, y ha condicionado su implantación a las garantías de celeridad por parte de la DGA y del Ayuntamiento, que se han comprometido.

El precio que se negocia es similar al de la citada opción de compra con el inversor español, lo que garantizará cobrar otros 8 millones de llegar a materializarse, aunque lo más importante son los 150 empleos directos que están en juego. Oficialmente, Plaza no ha hecho público ningún detalle de esta operación, todo lo contrario de la opción de compra de la empresa de mensajería TXT. Si el pasado mes de noviembre adquirió 15.000 metros cuadrados para construir sus futuras instalaciones, ahora pretende asegurarse otros 15.500 metros para desarrollar sus planes de ampliación a medio plazo.Apuesta decidida

A estas transacciones se suman los contactos con otras dos empresas que no están en Plaza y una sexta ya instalada en la plataforma logística, cuya señas se mantienen en absoluto sigilo por petición expresa. Sus peticiones de superficie superan los 35.000 metros cuadrados, aunque no han trascendido más detalles para no dar al traste con los contactos ni aumentar la presión. Las citadas fuentes señalaron que, en algún caso, las conversaciones están avanzadas. El margen de maniobra del equipo de Plaza es mucho mayor que en la anterior legislatura y puede negociar con cierta flexibilidad, siempre que se respeten las valoraciones de tasación de las parcelas.

A todo esto se suman otros proyectos empresariales "con interés real en instalarse en Plaza" que negocian promotores privados que en su día compraron parcelas en la plataforma logística. "Alguna de estas operaciones es significativa al superar los 10.000 metros cuadrados de superficie", aseguraron.

Estos contactos evidencian un cambio radical de tendencia tras el parón de los últimos años, desde la etapa final del Gobierno PSOE-PAR, como consecuencia de la crisis y que se agudizó con la judicialización de Plaza durante los cuatro años del mandato de Luisa Fernanda Rudi al frente del Gobierno de Aragón. "Lo importante es que vuelve a ver un interés por la plataforma y que las empresas piensan de nuevo en ubicarse aquí como opción", señalaron fuentes de Plaza, quienes destacaron el "efecto llamada" que puede suponer.

La casualidad, fruto del trabajo de comercialización de los últimos meses, ha hecho que hayan coincidido dos grandes opciones de negocio, aunque desde la sociedad pública destacan que no se deben generar "expectativas irreales". Y añadieron: "No se concierta la compraventa de 300.000 metros cuadrados todos los meses".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión