Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Jessica Duarte: "Mi familia sefardí salió del reino de Aragón y ahora queremos vivir aquí"

Jessica Duarte Zaragoza se examina el jueves de castellano en la universidad para ser española. El Gobierno ya ha concedido a 5.000 sefardíes la nacionalidad tras la ley de 2015.

Jessica Duarte Zaragoza, con sus seis hijos ante la catedral de Jaca.
Jessica Duarte: "Mi familia sefardí salió del reino de Aragón y ahora queremos vivir aquí"
L. Zamborain

Jessica siente en Jaca, delante de la catedral románica del siglo XI, que está en su tierra con su familia de seis hijos (dos de ellos adoptados en China y los otros cuatro nacidos en San Francisco, Estados Unidos) y su marido, un judío polaco o askenazi, que se ha quedado a trabajar en casa. Cuando se empezó a construir el templo en 1077, los antepasados sefardíes de Jessica Duarte Zaragoza vivían en el Reino de Aragón, hasta que les obligaron a convertirse y acabaron expulsados por los Reyes Católicos en 1492. Ahora quiere volver a ser una española y puede hacerlo desde que el Gobierno aprobó la ley en junio de 2015, que entró en vigor en octubre. El próximo jueves se examinará de Castellano en la Universidad de Zaragoza y el día 25 debe pasar otra prueba de Historia en Granada.

Jessica Duarte Zaragoza explica que la familia de su madre (Zoila Adia Duarte de Duarte) desembarcó en El Salvador, cuando fueron expulsados tras convertirse en católicos y recibir el apellido de Zaragoza, mientras que la de su padre (Salvador Estrada Zaragoza) se quedó en México. Sus dos apellidos son de sefardíes , como atestigua el listado de 5.200 publicados en la web www.datachaco.com. Además, ha aportado su documentación y dos cartas de un rabino y el presidente de la Federación de Judíos de EE.UU. que lo atestigua.

«Sentí una llamada en mi corazón para volver a España desde 2014. Siempre he tenido el deseo de visitarla y he pasado el primer mes que vivo aquí. El viaje de mi familia fue épico y nadie había regresado para hacer su casa aquí después de nuestra expulsión en 1492. Cuando llegué, sabía que España era mi hogar. Las lágrimas de orgullo y alegría me abrumaron», describe Jessica Duarte Zaragoza.

Tres meses de prueba

Cuando se aprobó la ley para los descendientes de judíos «spanards», la sefardí empezó el proceso desde San Francisco y solicitó su ciudadanía sefardí. «Decidí llevar a mis seis hijos a España durante tres meses para ver si a ellos también les gustaba España tanto como a mí. Les encanta y vamos a hacer nuestro nuevo hogar en la antigua capital del Reino de Aragón, en Jaca», asegura.

Los chicos han conocido las pistas de esquí del Pirineo en las últimas semanas y salieron de su casa alquilada a la catedral para hacerse la foto, en medio de la lluvia. Su padre, David Battelstein, se gana la vida trabajando por internet con una empresa de compraventa.

Jessica Duarte Zaragoza guarda como oro en paño el link con el discurso del rey Felipe VI con el que les abrió las puertas para su regreso. «Gracias por permitirnos regresar. Nosotros también hemos extrañado España. Pedimos a Dios que bendiga a España. Gracias por hacer realidad nuestro sueño», clama la sefardí, como si estuviera rezando en voz alta.

La familia viajó el viernes a Zaragoza para intentar ampliar su estancia en España de 90 días en la Policía, que acaba el 2 de marzo. Tiene previsto completar su documentación y acabar los exámenes, entregarlo todo y no tener que regresar a Estados Unidos a la fuerza. «Necesitamos más tiempo para buscar una casa en Jaca y una escuela para los chicos», se despide Jessica.

Jessica y David con sus seis hijos vivían en San Francisco. Jessica es sefardí y su familia procede de El Salvador y México, después de ser expulsados de España en 1492. Aunque se convirtieron al catolicismo y recibieron el apellido Zaragoza, tuvieron que salir. La ley aprobada en junio de 2015 permite que recuperen su nacionalidad española desde octubre.

Dos exámenes y documentos sobre su origen español

El Consejo de Ministros aprobó en octubre de 2015 un real decreto por el que se concede la nacionalidad española, por carta de naturaleza, a 4.302 ciudadanos sefardíes que han acreditado ser descendientes de los judíos que fueron expulsados en 1492 de España. La mayoría procede de Venezuela, Turquía y Marruecos, según informó la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE). Este proceso se ha ampliado y esa cifra ya está en 5.000 sefardíes reconocidos como españoles. Los judíos creen que podrían llegar a ser hasta 200.000.

Esta ley se aprobó en junio y se dirige a los descendientes de sefardíes que fueron expulsados con los Reyes Católicos hace más de 500 años de la península y a los que les fue arrebatada una ciudadanía a la que pueden aspirar ahora. Tienen que acreditar su origen y su especial vinculación con España a través del conocimiento de la lengua y la cultura, aunque no tengan residencia legal en el país. Pasan dos exámenes y aportan documentos de su origen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión