Aragón
Suscríbete

Esco y Becerril dicen que Plaza avaló la compra del karting y niegan haberse repartido 661.110 €

El ex consejero delegado y el exgerente de Plaza presentan sendos escritos al juez solicitando su libre absolución.

Carlos Esco –izquierda– y Ricardo García Becerril, juntos en la Audiencia de Zaragoza.
Carlos Esco –izquierda– y Ricardo García Becerril, juntos en la Audiencia de Zaragoza.
Oliver Duch

El caso Karting enfila su recta final y al juez que lo instruye solo le queda señalar la vista preliminar en la que deberán concretarse los delitos por los que un Tribunal Popular juzgará al ex consejero delegado de Plaza, Carlos Esco, y al que fuera su gerente, Ricardo García Becerril. Ambos han sido acusados de repartirse la comisión de 661.110 euros que el vendedor del circuito y también encausado, Santiago Becerril, asegura que pagó para cerrar la operación. Pero si el dueño del suelo ha reconocido su parte de culpa, los dos primeros lo niegan absolutamente todo. De hecho, insisten en que nunca cobraron cantidad alguna, razón por la que han presentando sendos escritos ante el instructor solicitando su libre absolución.

Carlos Esco, a través de su abogado, Juan Monclús, expone que su responsabilidad en la compra del terreno –que luego sirvió para hacer los accesos a Plaza Imperial– no es ni mayor ni menor que la de cualquier otro miembro de los que entonces integraban el consejo de administración. Señala que la decisión de entablar negociaciones con Santiago Becerril y la de comprar ese suelo la tomó elconsejo "por unanimidad". Explica que esta gestión le fue encomendada a Ricardo García Becerril, como gerente de la plataforma, y que fue él quien llegó a un acuerdo en precio y condiciones. La formalización del contrato, por 6.310.628 euros, también fue aprobada por unanimidad.

Además, el letrado plantea que en ningún caso podría darse el delito de malversación de caudales públicos, ya que, por un lado, niega rotundamente la condición de funcionario público de Carlos Esco y, por otro, rechaza que el capital social de Plaza fuera público. Justifica esta afirmación en el hecho de que forman parte de la sociedad mercantil las entidades Ibercaja y CAI. El abogado presentará un informe del catedrático de Derecho Administrativo Fernando López Ramón para apoyar su tesis.

En cuanto a la comisión de 661.110 euros que el dueño del terreno afirma que pagó a Ricardo García Becerril, Monclús mantiene que no hay "ni siquiera indicio" de que Esco pidiera ni obtuviera dinero alguno. Recuerda que solo existe la declaración del "coimputado" Santiago Becerril manifestando que el exgerente le dijo que la mitad del dinero era "para el delegado", hechos que han sido negados también siempre por García Becerril. El letrado señala que hay que tener en cuenta que la acusación parte de un coimputado que "espera y obtiene ventajas" penológicas de su declaración.

Becerril no tomaba decisiones

No escatiman tampoco argumentos José María Giménez del Busto y José María Pabán, abogados de Ricardo García Becerril, a la hora de defender su inocencia. Parten de la premisa de que no era este quien tomaba las decisiones en Plaza: ni la de comprar el karting ni ninguna otra. Puesto que tal competencia, insisten, recaía exclusivamente sobre los miembros del consejo de administración. Añaden después que si la operación se tramitó con urgencia no fue por capricho de su cliente, sino que "fueron instrucciones y decisiones que le vinieron dadas".

Sobre el precio de 6.310.628 euros que Plaza pagó finalmente por el circuito, la defensa de Becerril recuerda que el vendedor pedía casi un millón más. De hecho, además de la rebaja, atribuye al exgerente la habilidad de convencer al propietario para que vendiera. Porque de aquel negocio "vivían siete familias" y no era su intención hacerlo, dicen.

En cuanto a las tasaciones aportadas a la causa que concluyen que el precio de este terreno era muy inferior al desembolsado por Plaza, los abogados de Becerril mantienen que se está comparando suelo urbanizable consolidado sobre el que existían edificaciones y un negocio próspero –llegan a hablar del mejor circuito de karts de Europa en aquel momento– con terrenos de monte yermos.

Pero si en algo se esfuerza la defensa del exgerente es en desmontar la acusación de que este recibió una comisión para repartírsela con Esco. Dice que no hay más prueba de ello que el testimonio del dueño del suelo y "no tiene ninguna credibilidad". Hasta el punto, indican, de que el 1 de julio de 2005, fecha en la que según el vendedor quedó con Becerril para la entrega de uno de los tres pagos, este participaba en una conferencia en Gijón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión