Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón y Aquitania reclamarán el Canfranc ante la comisaria de Transporte de la UE

El encuentro en Bruselas se producirá en primavera después de que las dos regiones celebren la cumbre en Burdeos, donde prepararán la documentación.

Aragón y la gran región francesa Aquitania-Limousin-Poitou-Charantes tienen una hoja de ruta hasta primavera sobre la reapertura del Canfranc, que pasa por la cumbre bilateral en Burdeos y la reunión en Bruselas con la comisaria de Transporte de la Unión Europea, Violeta Bulc. El éxito del acto de apoyo unánime de la sociedad aragonesa que tuvo lugar el miércoles va a agilizar los encuentros y las agendas empiezan a cuadrarse. Fuentes de los ejecutivos aragoneses y aquitanos confirmaron que los presidentes, Javier Lambán y Alain Rousset, llevarán el proyecto de reabrir el Canfranc a la responsable de la UE en busca de financiación para cumplir su acuerdo en 2020.

"Alain Rousset y el presidente aragonés deberían visitar pronto Bruselas", manifestó ayer el vicepresidente Bernard Uthurry, quien representó a la gran región Aquitania-Limousin-Poitou-Charantes en el acto de apoyo en la Sala de la Corona. "Los aragoneses son muy demandantes de este acceso, como en Francia, y tengo la sensación de que es cada vez más fuerte", agregó.

La creación del lobby aquitano en Bruselas, al que se quiere sumar el Gobierno aragonés, ya se deja notar. Precisamente el miércoles, Alain Rousset no pudo acudir al acto en Zaragoza porque estaba en un encuentro con la comisaria de Transporte de la UE, junto al lendakari Iñigo Urkullu, para tratar sobre el corredor Atlántico y sobre una autopista ferroviaria de Lille a Bayona, un proyecto francés para sacar camiones de las carreteras y subirlos a los trenes, que resultó fallido de momento.

Bernard Uthurry, que se mostró "sorprendido" con el apoyo de los grandes empresarios aragoneses al proyecto ferroviario, transmitió al Ejecutivo autonómico que Alain Rousset comentó a la comisaria de transporte la situación del Canfranc, pero sin profundizar.

Esta es la "continuidad" que reclaman los miembros de Creloc y Crefco, las coordinadoras por la reapertura, que han visto cómo avanza el proyecto. "El manifiesto firmado es una filosofía que se ha aceptado y, ahora, ¿qué va a pasar?", se pregunta Jacques Courette, portavoz de Creloc, que participó en el acto de apoyo. "Hablamos con el gerente de Plaza, Francisco de la Fuente, para poder preparar un encuentro entre empresarios españoles y franceses sobre la línea ferroviaria", agregó Courette, quien se mostró muy satisfecho con la presencia de aragoneses de todos los sectores y tendencias.

Las dos regiones son conscientes de la necesidad del apoyo de Europa para las infraestructuras pendientes en el lado francés, desde Bedous a Canfranc, y en la parte española, desde Huesca a la forntera. Los presupuestos del Gobierno central disponen para la línea del Canfranc dos millones en 2016, si bien se incluye un gasto de 80 millones hasta 2020.

"El acto del apoyo en el Salón de la Corona estuvo bien y la gente está contenta, pero hace falta continuidad en la UE y en los gobiernos de los dos países", señaló Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc y uno de los firmantes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión