Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Pinilla se niega ahora a admitir los cargos y rechaza el pacto con la Fiscalía

La exalcaldesa de La Muela renuncia también a su defensa y afrontará la petición de pena de 37 años de prisión.

María Victoria Pinilla, con su abogado, José Antonio Visús, en una foto de archivo.
María Victoria Pinilla, con su abogado, José Antonio Visús, el 15 diciembre en los juzgados.
José Miguel Marco

La exalcaldesa de La Muela comparece hoy ante el tribunal reivindicando de nuevo su inocencia, ya que ha decidido renunciar in extremis al pacto que tenía con La Fiscalía y el resto de acusaciones. María Victoria Pinilla ya dejó entrever el pasado 15 de diciembre que no quería hablar de los acuerdos, que le desagradaba bastante la posibilidad de tener que admitir su culpabilidad y que prefería mantenerse en su postura de exregidora inocente.

En la primera jornada del juicio, en la que se plantearon las cuestiones previas, quedó patente que varios de los 40 acusados habían llegado a acuerdos e incluso ese mismo día depositaron sumas importantes de dinero para atenuar la pena de prisión que están dispuestos a asumir, tras reconocer que cometieron los delitos que se les imputan.

La confesión de Pinilla también estaba sobre la mesa, incluso se concretó la cifra de siete años y medio de prisión por los 24 delitos que se le atribuyen (en realidad, la pena responde a la aplicación del Código Penal, que limita el cumplimiento efectivo de prisión al triple de la pena más grave que, en el caso de la exalcaldesa, se situó en dos años y medio, al aplicarle las atenuantes previstas tras una obligada reparación del daño).

Pese a ello, Pinilla prefirió no hablar de los pactos. "De esto pregúntenle a mi abogado", se excusó entonces, tal y como recogió este periódico. Quedaba claro que le costaba admitir unos hechos por los que se enfrenta a una posible condena de 37 años de cárcel. "No soy adivina, todo tiene su tiempo", contestaba cuando se le preguntaba si aprovechará la declaración que debe producirse hoy para confesar su culpa. Ante la insistencia de los periodistas, Pinilla regresaba de forma refleja a su posición inicial: "Soy inocente, no vidente".

Su cambio de postura, decidido este pasado domingo, ha acarreado la renuncia de su letrado, José Antonio Visús. Ayer, a través de un escrito presentado en la Audiencia Provincial, exponía que Pinilla le había transmitido que "deseaba proceder a ejercer su defensa" con un "planteamiento totalmente opuesto" al llevado hasta ahora, por lo que iba a proceder a la designación de uno nuevo. Visús recuerda al tribunal que, de acuerdo con su cliente, el día 15 no pidió nuevas pruebas ni planteó cuestiones previas, dado el acuerdo alcanzado. A pesar de su renuncia, Visús ocupará hoy el estrado ya que la ley no permite que una acusada esté sin defensa. Pinilla se la ha jugado en una estrategia en la que ahora tendrá como testigos de cargo a todos los acusados que sí van a reconocer delitos en los que ella ha participado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión