Despliega el menú
Aragón

Colapso en las oficinas de tributos de la DGA para eludir la fuerte subida fiscal del día 1

Las esperas, que superan las tres horas, se deben sobre todo al fin de las exenciones en Donaciones. Transmisiones, que pasa del 7% al 8%, también ha generado un importante volumen de operaciones.

A las 8.30, media hora antes de la apertura al público, ya había fila en la calle. A las 15.00, decenas de personas aún aguardaban su turno para ser atendidos. La subida de impuestos recién aprobada, que entrará en vigor este viernes, tiene colapsadas estos días las oficinas de tributos del Gobierno de Aragón. Muchos están apurando para intentar por todos los medios eludir el fuerte impacto de algunas de las medidas de la reforma fiscal promovida por el Gobierno PSOE-CHA, y para ello soportan esperas de más de tres horas y media, como sucede estos días en la oficina zaragozana de la calle de Costa.

El incremento del tipo en Transmisiones, que grava por ejemplo la compraventa de viviendas entre particulares –pasa del 7% al 8% para bienes valorados en menos de 400.000 euros, es decir, habrá que pagar un 14,3% más de impuesto– y la eliminación de la actual exención en Donaciones de padres a hijos hasta los 300.000 euros, son los cambios que más operaciones están generando.

Y, según constata el Departamento de Hacienda, las donaciones son las principales causantes de la avalancha de ciudadanos que estos días se tienen que armar de paciencia para entregar la documentación. Al otro lado de la ventanilla, el personal hace lo propio para atender a todos los que llegan hasta las 14.00. A los últimos les toca su turno casi a las 16.00.

También las notarías, despachos de abogados, gestorías y asesorías trabajan desde hace semanas a un ritmo frenético. "Cuando se anunció la reforma fiscal, se avisó a los clientes de los cambios normativos que afectan a su bolsillo", explicaba ayer Manuel, empleado de una asesoría de la vecina plaza de los Sitios mientras esperaba que la fila de la oficina de tributos avanzara. Eso sí, lamentaba que el Gobierno no había dado mucho margen de maniobra. "El 100% de los que tienen posibilidades han aprovechado para hacer donaciones –añadió– y han apurado hasta los 300.000 exentos". Luis Villalba, que también acudía con la documentación de varios clientes –no se pueden entregar más de tres cada vez–, coincidió en que "todo el que puede, aprovecha", y criticó la "falta de previsión". No era el único. Algunos hablaban de "caos" mientras otros buscaban la fila correcta, e incluso había quien, con los papeles en la mano, preguntaba si la subida de impuestos era ya "oficial".

"Ha habido improvisación y falta de información", opinó Santiago, para quien "la Administración no ha planificado el efecto llamada". Este zaragozano acudía por un doble motivo: acaba de adquirir un piso de segunda mano y ha recibido una donación de sus padres. Reconoció que "la subida fiscal ha sido el aliciente para gestionar el patrimonio de forma más eficiente".Un mes de plazo

Otra de las quejas recurrentes era que no se pudiera pedir cita previa o hacer los trámites por internet. Desde Hacienda explicaron que el procedimiento telemático se pondrá en marcha en pruebas a lo largo de enero. Y admitieron que en los últimos días ha habido pequeñas incidencias con la nueva web de tributos de la DGA, que se han resuelto "rápidamente". Mientras, en las oficinas se han habilitado más ventanillas para Donaciones y Transmisiones y ha acudido personal de apoyo.

En todo caso, puntualizaron que desde que se hace la transferencia bancaria de una donación o se acude al notario, hay un mes de plazo para presentar la documentación ante la DGA.

Etiquetas
Comentarios