Despliega el menú
Aragón

La DGA sube un 1,2% la partida de altos cargos y asesores pero anuncia un ahorro de 851.963 €

El Gobierno justifica la contradicción en que parte del recorte no figura en las cuentas al amortizarse plazas con posterioridad.

El Gobierno de Aragón ha aumentado un 1,2% el presupuesto para pagar a sus altos cargos y asesores en 2016 a pesar de los reiterados anuncios de que iba a reducir el gasto, un ahorro que cuantifica ahora en 851.963 euros. Solo 6 meses después de que PSOE y CHA formaran su gabinete con la promesa de recortar un 21% el número de directores generales y asesores, la realidad presupuestaria refleja lo contrario: las dos partidas destinadas a cubrir el gasto han crecido hasta los 3,8 millones, un 1,2% más, en las primeras cuentas de Javier Lambán.

La primera en denunciar esta realidad fue la diputada aragonesista Elena Allué, a la que se ha unido ahora el líder de Podemos, Pablo Echenique, hasta el punto de poner como condición una rebaja de altos cargos para apoyar la tramitación de las cuentas en las Cortes. La versión oficial del Ejecutivo autonómico es muy distinta, ya que niega la mayor: asegura que una cosa es lo que aparece en los presupuestos y otra es el ahorro real para 2016, ya que ni siquiera figura desglosado al estar incluido en la partida global destinada a pagar a los funcionarios. Además, más de la mitad del ahorro proviene de diez plazas de personal eventual amortizadas con posterioridad a la elaboración de las cuentas.

Los números ponen en evidencia que para este año el Ejecutivo PP-PAR presupuestó 3.766.021 euros y el PSOE-CHA prevé gastar un poco más el próximo ejercicio, concretamente 3.812.899 euros. Estas cifras son las resultantes de sumar las partidas de altos cargos y asesores del gabinete del Pignatelli, sin contar los fondos dedicados a las Cortes de Aragón a este mismo fin, ya que no forman parte del compromiso de Lambán aunque están incluidos en los presupuestos autonómicos. Si se suma, el gasto global en altos cargos y personal eventual se incrementa igualmente, de 7,9 a 8,1 millones, lo que implica un 2,5% más.

Fuentes oficiales de la DGA hicieron hincapié en que el recorte es real, aunque la mayor parte ni siquiera esté reflejado en sus propios presupuestos para 2016 al "no haber dado tiempo" a trasladar su decisión a los números oficiales. Así, alegaron que no se ha incluido en las cuentas la orden firmada por el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, el pasado 1 de diciembre por la que se amortizan ocho puestos de asesores de consejeros, uno del gabinete de la Presidencia y otro de conductor de alto cargo aprovechando una reciente jubilación. Según el director general de la Función Pública, Ignacio Zarazaga, este ahorro en personal eventual supondrá 458.627 euros al año. Sin embargo, la partida específica de los presupuestos para 2016 se incrementa en 52.003 euros, un 1,6%, hasta alcanzar los 3,1 millones.Los detalles

En el caso de los altos cargos, el gasto presupuestario se reduce en 5.125 euros y se quedará en 678.810. Eso sí, la partida solo cubre las nóminas del presidente y de sus nueve consejeros, incluidos los trienios. El resto de los sueldos de los altos cargos y asimilados (como son los secretarios generales técnicos, los directores generales, subdelegados y directivos de entes públicos y organismos autonómos) se paga a través de otra partida, la de funcionarios. Por tanto, no consta el detalle desglosado en las cuentas autonómicas que se pueden consultar en la web de la DGA, aunque el Gobierno ha estimado la reducción en 393.336 euros.

Las detalladas explicaciones apuntan a que el coste total de los salarios del presidente y sus consejeros, los directores generales y asimilados supondrán un coste de poco más de 5 millones de euros, cuando en la anterior etapa PP-PAR ascendía a 5,4. Esta rebaja del 7,2% es debida a la reducción de altos cargos, de 70 a 65, un dato que coincide con el aportado en el crítico informe del observatorio del acuerdo de investidura PSOE-Podemos.

Etiquetas
Comentarios