Aragón

Hallan el cadáver de una quebrantahuesos en el Pirineo

Se trata de un ave catalogada en riesgo de extinción en España.

El Quebrantahuesos se ha consolidado como una de las especies más características de la fauna aragonesa.
Aragón Hoy

Un excursionista que realizaba una travesía por las inmediaciones del núcleo pirenaico de Fanlillo (Huesca) halló este fin de semana sobre el terreno el cadáver de una hembra de quebrantahuesos, ave catalogada en riego de extinción en España.

El excursionista alertó del hallazgo a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) en Aragón, varios de cuyos miembros localizaron ayer el ejemplar, conocido e identificado por esta organización con el nombre de Tuca.

El cadáver fue recogido por miembros de la guardería forestal del Gobierno aragonés y trasladado a Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre para practicarle la autopsia y determinar las causas de la muerte.

Una muestra de los restos será remitida, además, al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para realizar un análisis toxicológico.

El presidente la FCQ, Juan Antonio Gil Gallús, ha explicado a Efe que Tuca era un hembra reproductora de 12 años que se encontraba en estos momentos en periodo de celo y preparando el nido para una próxima puesta, entre finales de este año y principios del siguiente.

Tuca, marcada para su seguimiento, habitaba con uno o dos machos en una zona de montaña situada entre Fanlillo, Yebra de Basa y Petralba, y se encontraba a la mitad del ciclo vital de la especie, situado en torno a los 30 años.

El presidente de la fundación ha señalado que Tuca podría ser "sustituida" en la zona por otra hembra, de entre la población flotante de quebrantahuesos que carecen de un territorio fijo de asentamiento.

Gil Gallús ha explicado que hace unos meses fue localizado el cadáver de otro ejemplar hembra de quebrantahuesos identificada como "María", muerta tras chocar con un tendido eléctrico.

En el Pirineo habitan en la actualidad alrededor de 87 parejas de quebrantahuesos, más de doble de las que había cuando la FCQ comenzó su labor en defensa de la especie.

Etiquetas
Comentarios