Despliega el menú
Aragón

Los mayores de 80 años gastan 871 euros anuales en fármacos, 48 veces más que los niños

El envejecimiento de la población aragonesa supone un sobrecoste de casi un 14% en el consumo de medicamentos por persona respecto con el nacional. El Salud ha reservado una partida de 288 millones para las recetas de 2016.

Aragón destina ya un 17% del presupuesto a pagar los fármacos prescritos.
Aragón destina ya un 17% del presupuesto a pagar los fármacos prescritos.
aránzazu navarro

A pesar de las medidas de contención que se han intentado implantar, como el criticado y cuestionado copago farmacéutico, el gasto en medicamentos tiende a aumentar en los próximos años, sobre todo, en regiones tan condicionadas por el envejecimiento, como es el caso de Aragón. La Comunidad destina ya un 17% del total de su presupuesto (casi 290 millones) a pagar los fármacos de los aragoneses, cuyo consumo lógicamente se incrementa conforme avanza la edad. Los últimos datos aportados por el Servicio Aragonés de Salud sitúan el gasto medio de una persona de más de 80 años en 871,08 euros, ocho veces más que el de los menores de 65 años (104,37) y hasta 48 veces superior al de los niños entre 5 y 9 años (que tan solo gastan 18,22 euros al año).

La memoria técnica del Salud, que acompaña a los presupuestos de 2016, analiza las causas y la evolución del consumo de medicamentos en la Comunidad directamente ligados al envejecimiento (casi un 21% de la población tiene más de 65 años), al aumento de la oferta de productos (en especial de los destinados a enfermedades crónicas y de la tercera edad) y la imposibilidad de que Aragón regule el propio mercado farmacéutico. En concreto, según las mismas fuentes, la edad tan avanzada de la población aragonesa supone un sobrecoste del gasto farmacéutico por persona de casi un 14%. Si el consumo medio de un español en fármacos es de 205,32 euros, el de un aragonés se eleva a 233,91.

Desde el año 1994, el consumo farmacéutico creció año a año una media entre el 5% y el 15%. Una tendencia que se rompió en 2010, cuando el Ministerio tomó medidas extraordinarias (como la reducción del precio de los medicamentos) y especialmente en 2012, cuando los pensionistas comenzaron a pagar un 10% por los fármacos (con un tope según la renta). Sin embargo, actualmente, el gasto está remontando y queda plasmado en el aumento del número de recetas facturadas en los últimos años. En 2015, se han prescrito 2,12% más, superando los 22,5 millones de recetas.

El Salud reconoce a través de esta memoria técnica que "resulta complicada" la previsión de cómo evolucionará el consumo de fármacos en los próximos años. En ausencia de nuevas medidas como las tomadas en los años 2010 y 2012, se estiman unos incrementos anuales de entre el 3% y el 7%. "La pirámide de la población aragonesa, más envejecida que la media nacional, supone un coste adicional para nuestra Comunidad en relación al resto de España", señala el documento.

El Salud hace hincapié en la memoria en el "esfuerzo" realizado en los últimos ejercicios en la disminución del gasto correspondiente a este capítulo que "ha sido constante y acumulativo". Pese a que se han presupuestado 288 millones, la estimación de gasto en 2015 alcanza los 310 millones de euros, un 24% menos que los 408,4 millones a los que se llegó en 2009. Mientras que para el 2016, se prevé un gasto de 318 millones de euros.Precio por receta

Este incremento va ligado a un aumento del precio medio por receta. Un valor que ha crecido de manera importante debido a la política de la industria farmacéutica de sustitución de medicamentos antiguos y baratos por otros nuevos de coste elevado. Por ejemplo, el Salud calcula que si se prescribieran los nuevos antidiabéticos orales de reciente introducción supondría un sobrecoste en la factura farmacéutica de 10 millones anuales. Mientras que la utilización de los nuevos medicamentos contra el colesterol incrementaría el recibo 15 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que la Administración no asume el importe total del medicamento. Además de la aportación del usuario, se producen una serie de descuentos realizados por la industria farmacéutica y boticas que reducen el gasto para esta.

Etiquetas
Comentarios