Despliega el menú
Aragón

Podemos renuncia a gravar más el IRPF a las rentas altas a cambio de subidas a partir de 50.000 euros

La oposición critica que se "castigue" a las clases medias para recaudar, según los cálculos oficiales, otros dos millones.

El líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique.
El líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique.
HA

Vendieron que iban a gravar a los ricos, pero finalmente serán las clases medias las que soporten un mayor esfuerzo fiscal con la subida del IRPF que pactó ayer Podemos con los dos grupos que soportan al Gobierno PSOE-CHA. La formación morada ha tenido que renunciar finalmente a subir más el tramo autonómico a las rentas más altas a cambio de elevar el impuesto a los que declaran a partir de 50.000 euros.

El acuerdo, sellado ayer en la ponencia de la ley de mantenimiento de los servicios públicos, fue duramente criticado por los partidos de la oposición. Los diputados del PP, PAR y Ciudadanos cuestionaron que se "castigue" a las clases medias. Según los cálculos oficiales, la recaudación rondará finalmente los seis millones, dos más de los previstos en el proyecto de ley que presentó el Ejecutivo autonómico.

Con la subida fiscal que se pretende aprobar en el pleno del día 28, los que declaran 50.000 euros pasarán a pagar dos puntos más porque se les aplicará un tipo del 21% y los que ganan 60.000 euros se les gravará con un 21% (medio punto más). Los que declaran 70.000 euros pasarán a tributar un 22,5%, un punto más los que llegan a 90.000, otro adicional los que ingresan 130.000 euros y la escala se cierra con un 25% para lo que tiene una base liquidable a partir de 150.000 euros.

El diputado de Podemos Héctor Vicente reconoció que les "fastidia" tener que renunciar a gravar hasta el 27% a las rentas más altas, pero admitió que en la negociación con el PSOE han tenido que renunciar para lograr una mayor presión fiscal a partir de 50.000 euros y lograr que la subida sea "más progresiva" con la aplicación de más tramos.

El parlamentario popular Antonio Suárez señaló que el acuerdo desmonta la tesis del Gobierno de que la subida fiscal solo afecta al 0,5% de los aragoneses, porque se gravará a las clases medias. "Ya dijimos que la propuesta recogida en la ley afecta a todos los aragoneses", dijo.

La diputada aragonesista Elena Allué también arremetió contra el "hachazo" a las clases medias mientras PSOE y Podemos pactan reducir la subida a las rentas altas. En la misma línea, el diputado de Ciudadanos Javier Martínez cuestionó que se hayan "preocupado" de subir a las clases medias y no de eliminar impuestos que van a afectar también a las bajas, como es el caso del de la gasolina.

El último impuesto del proyecto de ley aún por debatir es el que grava la contaminación de las aguas, aparcado por las diferencias entre socialistas y podemistas por las bonificaciones y sanciones a los municipios.

Etiquetas
Comentarios