Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Once farmacias más abrirán hasta las 22.00 y ya son un total de 54 en Zaragoza

Sanidad ha autorizado también, por primera vez en la Comunidad aragonesa, que una botica de Vía Hispanidad abra 24 horas durante los 365 días del año.

Las farmacias voluntariamente pueden adherirse al sistema de dispensación personalizada.
Imagen de archivo de una farmacia.
g. mestre

Si hasta 2010 solo cinco farmacias zaragozanas abrían sus puertas hasta las 22.00, el próximo 1 de enero serán ya un total de 54 las que contarán con este tipo de horario ampliado. El difícil momento económico que atraviesa el sector ha animado a muchos profesionales a decantarse en los últimos años por esta alternativa de negocio.

La Junta de Gobierno del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza aprobó el pasado viernes los horarios de las boticas de la provincia de Zaragoza para el próximo año tras valorar todas las solicitudes presentadas. En concreto, a nueve de ellas se les ha autorizado abrir de lunes a sábado –excepto festivos– hasta las 22.00 (una de ellas en María de Huerva) y a dos más, de lunes a domingo hasta esa misma hora. Muchos de estos establecimientos están ubicados en la zona centro de la capital aragonesa (Madre Vedruna, Independencia, Hernán Cortés...), pero también los hay en Delicias o Valdespartera.

Como novedad más significativa, tal y como informó HERALDO, Sanidad ha autorizado por otra parte a una farmacia estar operativa las 24 horas los 365 días del año. Es la primera vez en la Comunidad aragonesa que se otorga este permiso, aunque otras ciudades como Avilés, Granada o Santander ya tienen boticas con este modus operandi. Para ofrecer servicio ininterrumpido, la ley exige que cumpla una serie de requisitos, como los que afectan a la plantilla. En la de Vía Hispanidad, está previsto que trabajen once personas en diferentes turnos.

Con este salto horario, las farmacias intentan adaptarse a los cambios de la sociedad, pero a la vez hacer frente a una crisis que a ellos les ha tocado de lleno. Durante los últimos años, las boticas han experimentado un drástico descenso de los ingresos, sobre todo, por la bajada del precio de los medicamentos (impulsada por el Ministerio de Sanidad), el fomento de genéricos y la bajada de ventas en parafarmacia. De hecho, según datos facilitados por los propios colegios profesionales, casi el 9% de las farmacias aragonesas pasan en este momento por una situación financiera delicada. 64 boticas (de las 735 que hay en la Comunidad aragonesa) entrarían ya en la categoría de farmacias de viabilidad económica comprometida (VEC), un eufemismo que significa que estos establecimientos sanitarios no llegan a los 200.000 euros anuales de facturación.

La provincia en la que hay un mayor número de farmacias con problemas económicos es Teruel: 19 de las 105 farmacias existentes -un 18,09%- precisan de ayuda pública para sobrevivir. La mayoría de ellas son pequeños establecimientos situados en el medio rural que antaño eran rentables, pero que ahora son ruinosos debido a la despoblación, la bajada del consumo y la reducción de los precios de los medicamentos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión