Despliega el menú
Aragón

Lo que el cambio climático traerá a Aragón: pérdida de cultivos y riadas extremas

A largo plazo el aumento de la temperatura puede afectar al medio ambiente, pero también a fuentes económicas como el turismo.

Los viñedos de la D. O. Cariñena han servido de modelo para un estudio sobre el cambio climático
Los viñedos de la D. O. Cariñena han servido de modelo para un estudio sobre el cambio climático

Con todo el mundo con la mirada puesta en París con motivo de la cumbre sobre el cambio climático, los efectos que una continuada subida de las temperaturas podrían tener sobre el planeta llegan también a Aragón. En la Comunidad ha sido la plataforma recientemente formada 'Alianza por el Clima- Aragón' la que ha hecho público el último informe que intenta rastrear y alertar sobre las consecuencias que podría tener el territorio de no poner freno a este proceso.

Algunas cosas parecen ya claras. Según los estudios realizados por el IPCC (el mayor grupo de expertos mundial dedicado a observar el cambio climático) la temperatura media en Aragón se ha estado elevando durante los últimos 50 años a un ritmo de 0,05 y 0,25 grados por década. Un aumento que, de mantenerse o al menos no ralentizarse, podría tener un fuerte efecto sobre la agricultura de la Comunidad.

De este modo, la Alianza por el Clima -compuesta por varias oenegés ecologistas además de sindicatos y organizaciones también de agricultores- indica que los rendimientos de cultivos como el maíz, del que Aragón es el mayor productor nacional, podrían reducirse hasta en un 50% de aquí al año 2080. Un panorama que llegará de la mano de una cada vez menor cantidad de precipitaciones, lo que hará que algunos sistemas, como el regadío, se vuelvan también más exigentes en cuanto a los costes.

A este respecto, el mapa de catastróficas desdichas que podría tener una evolución “moderada” del cambio climático señala la zona de la Sierra de Albarracín como la más perjudicada por la caída de las precipitaciones, habiendo reducido la cantidad de lluvia recogida incluso en un 30% en algunos puntos de control desde la segunda mitad del siglo pasado. Por contra, y fruto de la cada vez mayor presencia de “años climatológicamente anómalos”, las riadas podrían ser cada vez más feroces y acarrear más pérdidas, al tiempo que las olas de calor, como la sufrida este verano en España, serán cada vez más habituales.

Las malas previsiones no acaban allí, y aunque algunas puedan parecer aún cosa de ciencia ficción, los investigadores aseguran que algunos efectos ya son palpables a día de hoy. La reciente llegada del mosquito tigre a la Comunidad -especie propia del sudeste asiático- puede ser la punta de lanza de un auge de nuevas plagas, en algunos casos vectores de enfermedades, con las que los aragoneses tendrán que aprender a lidiar en un futuro.El turismo como motor económico, también condicionado

Pero en el sector agrario y la naturaleza no son los únicos ámbitos afectados por el cambio climático. La plataforma señala que el aumento de las temperaturas podría hacer que en un futuro los turistas declinen España como destino vacacional por el excesivo calor. Un paisaje que en Aragón podría tener una afección directa sobre las estaciones de esquí.

“La escasez de nieve se manifiesta en las partes más bajas de las estaciones, por lo que se tiende a subir a cotas más altas, con mayores pendientes, donde los ecosistemas son más frágiles y vulnerables”, señalan desde la Alianza por el Clima.

Por todo ello, desde la plataforma se está promoviendo en ayuntamientos e instituciones aragonesas la adhesión a un manifiesto que comprometa el apoyo hacia una transición a sistemas energéticos renovables, además de reducir “drásticamente” la brecha de emisiones de gases de efecto invernadero, que según los últimos datos solo habían caído un 0,2% en Aragón desde 1990 condicionados por el parón económico.

Algunos consistorios, como el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza, ya firmaron una declaración conjunta en la que se adherían al manifiesto y a otros compromisos para combatir el cambio climático, un debate que esta semana también llegará a las Cortes de Aragón donde el miércoles el grupo de Podemos planteará una proposición no de Ley en este sentido.

Etiquetas
Comentarios