Despliega el menú
Aragón

Un informe oficial tumba el plan de Educación para quitar el concierto al colegio Ánfora

El Consejo Consultivo estima que los argumentos de la DGA no justifican que se anule el acuerdo. El dictamen es vinculante, pero el Ejecutivo estudia seguir con la tramitación del expediente.

Primer día de curso en el colegio Ánfora de Cuarte, el pasado jueves.
Primer día de curso en el colegio Ánfora de Cuarte, el pasado jueves.
guillermo mestre

El Consejo Consultivo de Aragón ha dado un varapalo al Departamento de Educación por el caso del colegio Internacional Ánfora de Cuarte de Huerva. El máximo órgano de consulta del Gobierno de Aragón ha emitido un informe desfavorable a la revisión del concierto que solicitó Educación. El documento, que en este caso es vinculante, considera que los motivos que aducía la Consejería que dirige Mayte Pérez, acerca de la titularidad de los terrenos o la falta de asignación presupuestaria para el concierto, no son suficientes para declarar nulo el concierto que se aprobó con el anterior Ejecutivo.

El dictamen echa por tierra, incluso, la necesidad de comenzar la revisión de oficio, tanto por "su falta de oportunidad temporal" (ya que ya había un proceso judicial abierto), como porque este debe ser "un cauce de utilización ciertamente excepcional". Incide en que este no es el procedimiento adecuado, ya que Educación debería haber demostrado que hubo "vicios graves y de palmaria demostración, circunstancias que no concurren en el presente caso".

Educación abrió este expediente el pasado agosto después de encontrar lo que, a su juicio, eran una serie de deficiencias en la obra y de irregularidades en todo el proceso para llegar al concierto con la promotora de este colegio, la sociedad cooperativa Ánfora. El Departamento denegó la autorización de apertura y comenzó a buscar una reubicación para los alumnos que habían solicitado ese centro (unos 150 niños), aunque sus familias lo habían elegido dentro del proceso ordinario de escolarización. Tras la decisión de la DGA apenas unos días antes de que comenzara el curso, los padres recurrieron al Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que decretó unas medidas cautelares que permitieron su funcionamiento.

Una de las razones que el informe desfavorable del Consejo Consultivo apunta que se debería haber tenido en cuenta es "el derecho de los alumnos a una escolarización ‘normalizada’, entendiendo por tal, aquella en la que una vez iniciado el curso escolar no les hiciera cambiar de colegio, de política educativa, de transporte, de profesores o de amigos".

Fuentes oficiales del Departamento de Educación aseguraron ayer que se "está estudiando el dictamen para continuar con la tramitación" e insistieron en que el documento solo da una serie de recomendaciones. No obstante, desde el Consejo Consultivo de Aragón explicaron que, en este caso, el dictamen es vinculante y, por tanto, no se puede seguir adelante con la revisión de oficio, ya que para poder suprimir determinados actos administrativos debe haber un informe favorable de este órgano.

El Ejecutivo que lidera Javier Lambán argumentaba que Ánfora no era titular de los terrenos –seguían a nombre de los propietarios, Yerhec, y no de los promotores–, que no había asignación presupuestaria para el concierto y que la cooperativa que impulsa el colegio no podía actuar en Aragón por ser una sociedad madrileña.

En cuanto al terreno, el Consejo recuerda que el precepto legal "no exige la posesión" del solar sino, "simplemente, que se justifique ‘la posibilidad de utilización’" y esta se consideraba acreditada con la documentación presentada. Sobre la cooperativa, el escrito hace hincapié en que la normativa no tiene una restricción territorial –posteriormente la denominación cambió a aragonesa–.

Acerca de la financiación del concierto, la DGA criticaba que no constara el importe concreto presupuestado y el Consejo Consultivo señala que no era necesario, solo se exige en el momento en que haya que abonar el gasto.

Etiquetas
Comentarios