Despliega el menú
Aragón

La población de cotorras argentinas se reduce de 1.400 a 300 ejemplares

?Los técnicos municipales trabajan para fomentar las especies beneficiosas para el medio ambiente y eliminar las perjudiciales.

Las cotorras argentinas, un problema en Zaragoza.
Las cotorras argentinas, un problema en Zaragoza.
alfonso reyes

La vigilancia del peligro para la biodiversidad que suponen las gaviotas patiamarillas o el éxito en el control de la población de cotorras argentinas son algunos de los resultados de los programas de gestión de la fauna urbana que mantiene en marcha el Ayuntamiento de Zaragoza desde el año 2009, año en que se creó la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

La jefa de la unidad técnica de Gestión Forestal, Montserrat Hernández, y José Antonio Pinzolas, técnico asesor de Medio Ambiente y Sostenibilidad, acompañados por la concejal del ramo Teresa Artigas, explicaron ayer lo conseguido. Como explicó la edil, apuestan por intervenir en dos clases de especies: por un lado en aquellas que son "beneficiosas para la biodiversidad" y por otro, en aquellas que puedan suponer "una molestia". En las primeras se intenta aumentar la población, a través de la creación de refugios y nidos. Aquí se incluyen los halcones, los estorninos o los cernícalos.

Respecto a las especies que suponen una molestia, se ha actuado sobre la cotorra argentina. Su rápida expansión en Zaragoza se debe a los ejemplares usados como mascotas que se dejan en libertad. Los técnicos han conseguido este año reducir de 1.400 a 300 el número de cotorras en el municipio. Y, aunque todavía no se han convertido en un problema, se sigue de cerca la evolución de una colonia de gaviotas.

¿Y las palomas? Estos animales, que algunos echarán en falta en la lista de ‘molestos’, son competencia autonómica, no municipal.

Etiquetas
Comentarios