Despliega el menú
Aragón

Denuncian a un equipo de fútbol por no pagar 11.100 € de lotería de Navidad

El lotero se ha querellado por estafa contra la Agrupación Sala Zaragoza por no abonar décimos de 2010 y 2011.

El Juzgado de Instrucción número 8 de la capital aragonesa ha admitido a trámite una querella por estafa presentada contra la Agrupación Deportiva Sala Zaragoza y contra su presidente, Jesús M. H., a quienes reclama una deuda de 11.100 euros por la compra de lotería de Navidad. El denunciante es el lotero que habitualmente vende los décimos a esta entidad, que al no poder conseguir que le abonen los billetes se ha visto abocado a recurrir a la vía penal.

Según el querellante, que regenta la administración de loterías número 74, ubicada en la calle de Pablo Iglesias de Zaragoza, los impagos se remontan a los años 2010 y 2011. Su abogado, Isidro Villanueva, explica en la querella que quien se encargó de retirar los décimos del sorteo de Navidad fue en ambos casos el presidente de la agrupación deportiva, inscrita en el registro de asociaciones de la DGA.

El primer año, Jesús M. H. adquirió décimos del número 74.361 y entregó al lotero dos cheques: uno de 2.100 euros y el otro de 2.000. Sin embargo, el responsable de la administración asegura que el presidente de Sala Zaragoza no le advirtió "en ningún momento" de que dichos cheques debían ser cobrados en un plazo concreto de tiempo. Y cuando intentó hacerlo, ya no pudo.

A lo largo del año 2011, el querellante intentó recuperar el importe de los boletos vendidos, resultándole imposible. En cualquier caso y dado que se trataba de una agrupación deportiva, el lotero pensó que terminaría cobrando y que todo era "cuestión de tiempo". Por ello, cuando el presidente de este colectivo acudió al año siguiente a comprar lotería de Navidad a la misma administración, su responsable no puso objeción.Cheques devueltos

Según consta en la querella admitida a trámite a finales del mes de octubre, en esta segunda ocasión, la asociación adquirió décimos del número 92.391 y pagó mediante cheques de cantidades que oscilaban entre los 500 y los 4.000 euros. En total, el importe ascendía a 7.000 euros, dinero que tampoco pudo cobrar el lotero porque, según alega en la querella, tampoco le comunicó la fecha máxima de presentación al cobro de los cheques, los cuales le fueron devueltos por motivos "incorrientes". Y así lo acredita en el escrito presentado ante el juzgado, con las notas de cargo por devolución de los cheques.

Para el afectado, esta forma de actuar estaba premeditada y formaba parte de un modus operandi elaborado por el querellado. Además, recuerda que la asociación deportiva recibe subvenciones y, por lo tanto, disponía de dinero para pagar la lotería adquirida. "Sin embargo –añade– no haberlo hecho evidencia que la intención fue de engañar al querellante durante todo el tiempo que fuera posible, sembrando la confusión". Sí que abonó la de 2012, pero eso, a juicio del perjudicado, fue para "disimular" su intención de no desembolsar el dinero de los años anteriores. Para la magistrada del Juzgado de Instrucción número 8, los hechos "hacen presumir la posible existencia de un delito de estafa", de ahí que haya decidido abrir diligencias.

Por su parte, Jesús M. H. negó ayer estos hechos. Es más, aseguró que respecto a la compra de décimos entabló un pleito civil con el lotero y que el juzgado les ha dado la razón. Sí que reconoció que no pagó la de 2011 porque, según explicó, "su liquidación quedó pendiente para un saldo posterior". El presidente de la Agrupación Deportiva Sala Zaragoza recordó que abonó la liquidación de 2012, rechazó que se tratara de estafa alguna y añadió que depositaron en el juzgado 20.000 euros.

Etiquetas
Comentarios