Despliega el menú
Aragón

Industria prorroga el plan PIVE a 2016 al no agotar este año la dotación presupuestada

El Ministerio había previsto utilizar las ayudas hasta diciembre, pero sobran 100 millones de euros. Soria anuncia por otro lado inspecciones de emisiones de dióxido de carbono a hasta 30 marcas.

Imagen de archivo de un concesionario zaragozano
Imagen de archivo de un concesionario zaragozano
HA

El Ministerio de Industria se ha visto obligado a ampliar el plazo para que los conductores puedan beneficiarse de la octava edición del Plan de Vehículos Eficientes (PIVE 8) porque la partida presupuestaria destinada a este programa no ha alcanzado las expectativas del Ejecutivo antes de que finalice el año, la fecha prevista para agotarlo. Por ello, el Gobierno aprobará en Consejo de Ministros la autorización para que los concesionarios puedan seguir aplicando esta bonificación hasta que se agote el dinero que la Administración había preparado y que ahora le sobra tras una planificación realizada al alza.

El Gobierno aprobó el PIVE 8 en mayo pasado con una dotación de 225 millones, que deberían estar agotados antes del 31 de diciembre. Pero el ritmo al que evoluciona su concesión está siendo menor del previsto por el Ejecutivo, que se ve forzado a autorizar el plazo de concesión para no cortar de raíz estas ayudas por no haber superado el presupuesto. Hasta el pasado día 16 de noviembre, eran 116.786 los vehículos que habían realizado una reserva válida para acogerse al plan. Es decir, se habrían gastado casi 88 millones. Hasta finales de año –cuando las ventas suelen acelerarse–, podían alcanzarse los 125 millones. Pero aún restarían hasta 100 millones de euros por gastar, según apuntan fuentes del sector, que podrían liquidarse definitivamente en el primer trimestre del próximo año.

No se trata tanto de que se vendan menos coches que antes, sino que la efectividad de este programa va perdiendo fuelle a medida que pasa el tiempo. En primer lugar, porque ya no son 1.000 sino 750 los euros que el IDAE aporta por cada vehículo renovado. Es el principal factor que ralentiza el ritmo de agotamiento del plan. Además, el Gobierno incorporó nuevos requisitos para acogerse a este beneficio, como la necesidad de que el vehículo a reponer haya superado la última Inspección Técnica (ITV). Desde el sector indican que este tipo de exigencias, aunque parezcan menores, han retraído algunas ventas. Y, por último, la propia efectividad del programa, que está en vigor desde octubre de 2012.

En ese año, las ayudas del PIVE aportaron una demanda añadida al sector del 27% mientras que en lo que va de 2015, la efectividad del plan apenas alcanza el 17%. Este beneficio ya no genera tanta demanda como lo hacía antes, aunque el ritmo al que se venden vehículos es aún importante: hasta octubre, 863.973 unidades, un 20% más que en el mismo periodo de 2014, lo que implica que los centros de venta ya no precisan tanto este apoyo presupuestario.

Inspecciones

El Ministerio de Industria, por otra parte, inspeccionará las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de hasta treinta marcas distintas de vehículos para comprobar si se han producido irregularidades como ha ocurrido con el grupo Volkswagen. En declaraciones a los medios, el ministro José Manuel Soria explicó que, en coordinación con la Comisión Europea, todos los países están llevando a cabo medidas de inspección en el mercado para revisar el etiquetado de las emisiones de CO2. Soria indicó que esta inspección consistirá en tomar una muestra de aproximadamente unos treinta vehículos de distintas marcas para determinar si hay algún tipo de adulteración en cuanto a las emisiones de dióxido de carbono.

Preguntado por la posibilidad de que Volkswagen no mantenga sus inversiones en España al tener que devolver 50 millones del PIVE, el ministro aseguró que por parte del grupo alemán "no hay ningún planteamiento de esa naturaleza". "La empresa se ha hecho responsable de todas las ayudas que se han dado por los planes PIVE. Ese es un compromiso que está vigente y lo han puesto por escrito", subrayó.

Etiquetas
Comentarios