Despliega el menú
Aragón

Mª Ángeles Júlvez: “Todos los edificios de la DGA cerrarán sus tornos esta semana”

La directora general de Justicia e Interior anuncia que tras los atentados de París habrá que pasar más controles y no quedarán ya accesos abiertos.

La directora general en el edificio Pignatelli esta semana.
La directora general en el edificio Pignatelli esta semana.
a. Navarro

-¿Se ha encontrado alguna sorpresa al llegar a su cargo?

-Siempre hay sorpresas. En este caso, ha sido la falta de planificación. Desde 2014 sabíamos lo que iba a ocurrir el año que viene, cuando habrá que alcanzar el objetivo ‘papel cero’ en las sedes judiciales. Sin embargo, no ha habido cronograma ni presupuesto.

-¿Qué supondrá esto?

-Que en seis meses habrá que ponerse al día por imperativo legal. Y habrá que buscar los medios.

-¿De dónde va a sacar el dinero?

-Haciendo magia. Y no es broma. A partir del próximo 2 de enero, todos los grandes usuarios de la Administración de Justicia deberán poder comunicarse exclusivamente a través de sistemas digitales. Tengo que organizarme para que, sin saltarme los procedimientos, podamos lograrlo.

-¿No se habían adquirido ya ordenadores para afrontar esta renovación informática?

-Nos encontramos con 25 ordenadores que están en cajas almacenados en el Instituto de Medicina Legal de Aragón. Se compraron para funcionar con el sistema Windows 7, cuando en esas fechas la entidad pública Aragonesa de Servicios Telemáticos (AST) solo homologaba el XP.

-¿Cómo pudo suceder algo así?

-Porque no se consultó la compra a AST y, por lo tanto, si esta no los homologa no puede hacer después su mantenimiento. Se instalaron algunos en el IMLA, que no han dejado de dar problemas, y el resto siguen aparcados.

-¿Necesitarán comprar entonces nuevos equipos?

-Hay que comprar 1.500 ordenadores y servidores, pero ya tenemos una partida de 2,5 millones. Conseguirla no ha sido fácil, ha habido que justificarlo todo.

-¿Se llegará a tiempo a la meta?

-Sin duda. Estamos al 80% de la carrera. Los procuradores, la Abogacía del Estado, la Tesorería de la Seguridad Social y Fogasa ya están trabajando telemáticamente. Falta incorporar a abogados, Policía Nacional, Local, Guardia Civil... Es decir, a los actores de la jurisdicción penal.

-Y si todo se va a tramitar mediante vía telemática. ¿Qué hará el octogenario que nunca ha visto un ordenador?

-En el 90% de los casos lo hará a través de un procurador. Y con el nuevo sistema ganará agilidad y tiempo. Lo que alarga los procedimientos judiciales es lo que yo llamo los limbos, que son los periodos de notificaciones.

-Se va a reducir por ley el tiempo de instrucción de las causas penales: a seis meses las sencillas y a 18 las complejas. ¿Requerirá alguna inversión extra?

-No. Los medios son los mismos. Cuando habrá problemas será al investigar algunos delitos que requieren informes periciales técnicos de otros organismos, como la Agencia Tributaria o Medio Ambiente, por ejemplo. Es ahí donde se suelen alargar las causas.

-Los funcionarios de Justicia han sido siempre muy reivindicativos. Los de la Audiencia de Zaragoza se quejan ahora de que solo ellos fichan cuando salen a desayunar. ¿Piensa activar los tornos de la Ciudad de la Justicia?

-Tras los atentados de París, la Policía me insta a que adoptemos todas las medidas de seguridad a nuestro alcance en todos los edificios que me competen, que no son exclusivamente los de la Administración de Justicia, sino todos los de la DGA. Por eso, a partir de la semana que viene, se va impartir una orden para que todo el mundo que entre o salga de un edificio público fiche o se identifique. El objetivo es saber en todo momento quién está dentro.

-¿Habrá más medios o guardias?

-De momento se activarán sistemas disuasorios y se contratará más seguridad privada, porque los efectivos policiales están limitados. A la Dirección General de Justicia eInterior ha llegado un informe de necesidades de seguridad que deben satisfacerse.

-La última legislatura fue generosa con Justicia y se ha llevado buena parte de las inversiones...

-Sí, pero el presupuesto estaba comprometido desde la anterior.

-¿Teme que en esta se quede relegada o sea peor tratada?

-No. No hay obras nuevas previstas pero sí reformas y saneamientos en edificios judiciales de Jaca, Monzón o Ejea. La inversión es de unos 600.000 euros

-¿Cuándo se va a trasladar el Registro Civil a Ranillas?

-En enero de 2016. Creo que el 31 estará ya en funcionamiento. Se están haciendo unas pequeñas obras de acondicionamiento del sótano para que soporte el peso de los libros de registro.

-Como responsable de Interior, ¿avala las políticas de sus predecesores de acotar la entrada de menores en espacios públicos?

-El borrador de la nueva norma está hecho ya. Ahora estamos en la fase de escuchar a los interesados (promotores, asociaciones de padres, Instituto Aragonés de la Juventud...) La idea es que cuando se llegue a la fase de alegaciones ya tenga el mayor consenso posible. Madrid ha optado por seguir nuestros pasos, para que los menores de 16 años puedan entrar solos en los espectáculos públicos y los de 14, acompañados.

-¿Aunque se venda alcohol?

-Claro. Es que una cosa es entrar a ver un espectáculo y otra beber. Que se venda allí no quiere decir que se les autorice a tomar alcohol. Porque se da la paradoja de que los que van al recinto de conciertos del parquin Norte de Zaragoza tienen control policial y los que se quedan fuera, no.

-¿Va a haber cambios en la normativa de vaquillas?

-El 2 de octubre pasado se constituyó la Comisión Consultiva Aragonesa de Asuntos Taurinos y propusieron una serie de medidas a problemas detectados y que aplicamos. Una de ellas, por ejemplo, fue duplicar la vigilancia privada en la plaza de toros de Zaragoza para dejar expeditos los caminos de evacuación del callejón. La idea es hacer una nueva reunión antes de que empiece la temporada 2016 y evaluar los resultados a finales de octubre.

Etiquetas
Comentarios