Despliega el menú
Aragón

Las Cortes instan a elevar la protección de los ríos aragoneses afectados por la mina de Borobia

El PSOE ha dejado claro que las afecciones no solo afectan a la provincia de Soria, sino también a la Comunidad de Calatayud y la comarca del Aranda.

Las Cortes de Aragón han instado este jueves a los Gobiernos de España y Aragón a elevar el grado de protección ambiental de los ríos afectados por la mina de magnesitas de Borobia, un proyecto que nuevamente ha rechazado la cámara por unanimidad, al aprobar una proposición no de ley resultante de la transacción de sendas iniciativas de CHA y el PSOE con enmiendas de Podemos, C's y el PAR.

La cámara ha dejado de manifiesto, como ya hiciera en 2005, 2010 y 2012, su "rotunda oposición" a la mina y su apoyo a los municipios aragoneses, de la provincia de Zaragoza, afectados en sus recursos naturales, alertando de las "graves" consecuencias socioeconómicas en los entornos de los ríos Manubles, Ribota, Aranda e Isuela.

Ha pedido al Gobierno regional que siga manteniendo su oposición y tome las medidas necesarias para paralizar el proyecto y que se dirija a la CHE para que esta realice un informe sobre los trabajos que se están realizando en esta explotación a cielo abierto de la provincia de Soria "sin los permisos necesarios" y que valore el riesgo de inundación de los pueblos del Manubles.

El diputado de CHA, Gregorio Briz, ha emplazado a consensuar las decisiones para frenar el proyecto, señalando que "hay un riesgo importante", apuntando que la UZ ha realizado un estudio serio sobre las "graves e irreversibles" afecciones que pueden sufrir los acuíferos y los ríos.

Desde el PSOE, Darío Villagrasa, ha dejado claro que las afecciones no solo afectan a la provincia de Soria, sino también a la Comunidad de Calatayud y la comarca del Aranda, tras lo que ha recordado que el Ejecutivo aragonés se opone desde hace una década. El parlamentario de C's, Ramiro Domínguez, ha resaltado las afecciones socioeconómicas de la mina, cuyos propietarios ya han comenzados las actividades prospectivas.

En representación de Podemos, Nacho Escartín ha echado en cara al PP que tenga posiciones contrapuestas en Aragón y Castilla y León, tras lo que ha negado todo valor a las "promesas del oro y el moro" de la empresa y ha puesto de relieve "el riesgo" que conlleva la explotación minera.

La diputada del PP, Lucía Guillén, ha apostado por realizar cuantas acciones sean legalmente posibles y ha hecho notar que la mina está cerca del Parque Natural del Moncayo.

La parlamentaria del PP, Dolores Serrat, ha dicho que las iniciativas son ""por necesarias" y ha rechazado las "lecciones de moral" de Escartín, defendiendo la posición del PP de Aragón contraria a la mina.

Etiquetas
Comentarios