Despliega el menú
Aragón

Arrufat acaba dimitiendo por la "excesiva presión de Podemos", que Lambán niega

El ya exdelegado de la DGA en Teruel dice que prefiere ser generoso e irse antes de que le echen. El presidente aragonés sostiene que no había "ningún motivo" para cesarlo ni para que se fuera.

Arrufat, en la rueda de prensa donde explicó las razones de su renuncia al cargo.
Arrufat, en la rueda de prensa donde explicó las razones de su renuncia al cargo.
Jorge Escudero

El delegado territorial de la DGA en Teruel, el socialista Antonio Arrufat, renunció ayer a su cargo ante la insistencia de Podemos, que no ha dejado de pedir su cabeza desde que la pasada semana fuera imputado dentro de las diligencias abiertas por presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones al Consejo Regulador del Jamón de Teruel por parte de la Diputación turolense, institución en la que fue presidente de 2007 a 2011. Pese a que el propio Arrufat reconoció esa presión, el presidente aragonés, Javier Lambán, se empeñó ayer en negar la mayor.

Aunque en la rueda de prensa que ofreció por la tarde moderó su discurso y atribuyó su dimisión a la decisión del juez instructor de mantenerle la imputación, por la mañana el exdelegado había dicho que la presión de la formación violeta había sido "excesiva", que "la situación" no le gustaba y que, "en estos casos, vale más ser generoso". "Me voy antes de que me echen", afirmó. La decisión suponía un giro radical respecto a la actitud mostrada el lunes a su salida del Juzgado, cuando consideró que no debía dimitir "porque estar imputado no es estar condenado".

Ante los medios de comunicación congregados en la sede del PSOE en Teruel, Arrufat recalcó que "ni los diputados ni los funcionarios nos hemos llevado ni un céntimo". Con expresión grave, explicó que las ayudas al Consejo del Jamón fueron fruto de un proceso reglado y se otorgaron mediante un procedimiento que tuvo en cuenta el principio de concurrencia y contó con todos los informes favorables y la aprobación unánime del pleno."Muestro mi lealtad"

"Mi labor ha sido siempre apoyar temas económicos y sociales, pero nunca llueve a gusto de todos", afirmó. Añadió que, con su renuncia, quiere mostrar "lealtad" al Gobierno aragonés, a su partido, a la provincia de Teruel y a la sociedad. Arrufat, que rogó que no se le formularan preguntas, dijo ignorar si los acontecimientos suponían el fin de su carrera política. Añadió que el secretario del PSOE en Teruel y consejero de Presidencia, Vicente Guillén, al conocer su dimisión, se lo agradeció.

Pese a la tensión generada por la exigencia de Podemos de que Arrufat abandonara su cargo por iniciativa propia o por imposición del Gobierno de Aragón, el presidente, Javier Lambán, se esforzó ayer en negar que sienta "ninguna presión" de la formación que lidera Pablo Echenique. Y achacó la insistencia de este en pedir la salida del delegado territorial en Teruel a "una discrepancia" sobre la interpretación de uno de los puntos del decálogo podemista suscrito por los socialistas para posibilitar su investidura como presidente.

Según Lambán, de la "lectura literal" del apartado sobre corrupción y clientelismo político no se deduce la obligación de que el Gobierno cesara a Arrufat, aunque el texto establece que "en caso de imputación en el desempeño del cargo, será suspendido inmediatamente de sus funciones". "No entendemos que exista motivo para hacerlo", reiteró el presidente, al tiempo que señaló que tampoco ha incumplido el código ético del PSOE. Es más, aseguró que no tenía ninguna razón "para cesarlo o pedirle la dimisión", que Arrufat le comunicó el lunes por la noche. Valoró que se haya marchado "para evitar males y perjuicios" al PSOE. "Le honra –afirmó– y pone de manifiesto su calidad ética, personal y política". Aseguró que su actitud "ratifica el acierto" del Ejecutivo al nombrarlo.

Insistió en que Arrufat "no está acusado formalmente de nada" y en que, de hecho, según la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, no está imputado sino "investigado por una actuación no relacionada con la corrupción" que, recordó, tiene su origen en un acuerdo que el pleno de la DPT tomó por mayoría para conceder subvenciones a la D.O. Jamón de Teruel.

Etiquetas
Comentarios