Aragón
Suscríbete

Dos fenómenos atmosféricos nos ponen de manga corta en noviembre

Una dorsal subtropical y un anticiclón que están sobre buena parte de Europa provocarán que nos mantengamos con temperaturas casi veraniegas al menos.

Las buenas temperaturas que se dieron ayer en la capital aragonesa propiciaron que buena parte de las terrazas se abarrotasen.
Las buenas temperaturas que se dieron ayer en la capital aragonesa propiciaron que buena parte de las terrazas se abarrotasen. OLIVER DUCH
OLIVER DUCH

Las variaciones atmosféricas que se han producido en los últimos meses y que están haciendo de 2015 uno de los años más cambiantes en lo que se refiere a las temperaturas tampoco han cesado con la llegada del otoño.

Como se puede percibir con claridad, los termómetros están marcando estos días registros mucho más altos de lo que suelen hacerlo otros años a estas alturas. Esto es debido a la llegada de dos fenómenos atmosféricos que se están dando tanto en nuestro país como en buena parte de Europa y que están situados sobre nosotros a diferentes niveles. "Ahora mismo tenemos encima un anticiclón en superficie y una dorsal subtropical en altura. Esta última es una zona de altas presiones que generalmente se dirige a áreas subtropicales, pero que en ocasiones también nos afecta, y cuando lo hace nos bombea aire caliente", indica Daniel Mora, miembro del Colegio de Geógrafos de Aragón.

Según apunta el experto, la coincidencia de que se den a la vez dos fenómenos con tanta presión evita la llegada de frentes a España y hace que sea muy difícil que se desplacen en poco tiempo, por lo que se calcula que las temperaturas se mantendrán a estos mismos niveles hasta al menos el día 15 de noviembre y es muy probable que la situación se alargue unos días más.

El país goza del popular veranillo de San Martín (que toma el nombre de la festividad de San Martín de Tours, el 11 de noviembre), que afecta a prácticamente todo el territorio exceptuando a Galicia, el Cantábrico occidental, el área del Estrecho y los litorales de Levante y del sudeste peninsular, que podrían registrar algunas precipitaciones de carácter débil.Máximas muy altas

Las temperaturas máximas alcanzadas en los últimos días confirman este panorama. Las capitales de las tres provincias aragonesas registraron ayer picos superiores a los 23 grados: (23,1 en Zaragoza, 23,8 en Huesca y 23,9 en Teruel). Estos datos, unidos a los que se han observado en otros puntos de la geografía aragonesa han hecho que se hayan superado en hasta ocho puntos la cifra media que los termómetros han registrado en la Comunidad en los últimos 30 años. Localidades como Calatayud, Fraga o Alcañiz también han superado estos días los 22 grados centígrados.

Aunque se prevé que a finales de la semana próxima refresque algo más que esta, no hay indicadores claros sobre la fecha de vuelta de las temperaturas más propias del otoño. Y a pesar de que los expertos indican que las previsiones a más de una semana de plazo no son muy fiables, sostienen que las características de estos dos fenómenos suelen propiciar situaciones estáticas.

Sin embargo, las altas temperaturas son, de momento, diurnas. Las noches siguen siendo frescas porque el cielo está despejado y el calor se escapa al anochecer. A pesar de que noviembre suele ser un mes con incidencia de precipitaciones, la previsión tampoco espera lluvias para los próximos días, aunque la niebla sí que se ha dejado ver con diferentes intensidades en varios lugares de Aragón.

Las agradables temperaturas que se dieron ayer propiciaron que buena parte de las terrazas de muchas localidades aragonesas se llenasen. En Zaragoza, era frecuente ver a la gente en manga corta y con gafas de sol, una imagen poco habitual en el mes de noviembre.Previsión estable

Para los próximos días se espera que se mantenga el sol, aunque las temperaturas podrían descender de forma muy paulatina. No obstante, las peculiaridades de los fenómenos citados hacen que no se descarte que se mantenga esta situación hasta final de mes. Asimismo, en las zonas de montaña se podrá dar la inversión térmica, que hará que las mínimas en los valles sean notablemente más bajas que en las zonas altas.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé cielos poco nubosos o despejados para esta semana, con vientos flojos de componentes sur y este e intervalos moderados en zonas altas. Por capitales de provincia, las temperaturas oscilarán hoy entre los 11 grados de mínima y 20 de máxima en Zaragoza, los 10 y los 20 en Huesca y los 8 y los 20 en Teruel.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión