Aragón
Suscríbete

Volkswagen devolverá al menos 50 millones de ayudas del plan PIVE

El fabricante vendió coches que emitían más CO2 de lo que permitía el programa de ayudas a la compra de vehículos.

La factura que tendrá que asumir el grupo Volkswagen por la manipulación de sus motores ante las autoridades medioambientales debería sumar unos 50 millones de euros adicionales, hasta ahora casi descartados. Se trata de las bonificaciones de las que se han beneficiado los vehículos vendidos como ‘eficientes’ dentro de alguno de los ocho planes PIVE habilitados en los tres últimos años por el Ministerio de Industria.

Después de reconocer que en España se han comercializado 50.000 unidades de gasolina cuyas emisiones de dióxido de carbono (CO2) superan los límites medioambientales, el fabricante pagará el coste de esa manipulación. El PIVE exigía, como máximo, una emisión de 160 gramos de CO2 por kilómetro. El ministro de Industria, José Manuel Soria, anticipó ayer que el vicepresidente mundial del grupo, Francisco Javier García Sanz, le había indicado que Volkswagen reintegrará ese dinero a las arcas públicas, si se confirma que los 50.000 nuevos vehículos afectados se habían acogido a estos planes de ahorro con los que el Estado otorgaba 1.000 euros por cada coche, a los que se sumaban otros 1.000 que descontaban las marcas al comercializarlos.

Cuando estalló la crisis de los motores diésel, Soria advirtió que el consorcio alemán tendría que reintegrar estas ayudas. Después tuvo que rectificar porque el problema de las emisiones de los gasóil era de óxido de nitrógeno (Nox), y no de CO2, la partícula contaminante cuyo volumen determinaba esta subvención. La marca no se negó, si tenía que hacerlo, aunque recordó que eran bonificaciones de las que se beneficiaban los consumidores, aunque Industria zanjó la polémica asegurando que ningún conductor tendría que devolverlas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión