Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La Comunidad deberá presentar aún más ajustes ante el Gobierno central

En su propuesta inicial de recortes y aumentos de ingresos, el Ejecutivo autonómico refleja una previsión optimista de mejora de los ingresos para el año 2016.

Cada millón que gasta de más la DGA sin compensar es un millón del que tiene que dar cada vez más explicaciones. El Gobierno aragonés tendrá que revisar el plan de ajuste que le envío al Ministerio de Hacienda hace solo tres semanas para adaptarlo al déficit que se acaba de conocer.

El Ejecutivo autonómico trasladó su propuesta de recortes y aumentos de ingresos a principios de ese mes, tras ser requerido formalmente por el Ministerio de Hacienda. En las cifras que incluía, la DGA ya trabajaba con la previsión de un déficit muy alto en 2015. Sin embargo, el desfase final puede ser mayor, lo que obliga a tener que proponer aún más medidas.

En ese documento inicial –que no será el que finalmente se apruebe, ya que se han observado inconcreciones– el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, traslada una previsión optimista de mejora de ingresos en 2016. Efectivamente, esta parte se puede cumplir con la decisión de aumentar la presión fiscal sobre la mayoría de los aragoneses.

Sin embargo, la DGA todavía no ha detallado aún su plan para recortar gastos. Igual que le sucedió al Ejecutivo de Luisa Fernanda Rudi, el de Javier Lambán se estaría resistiendo a incluir en los presupuestos de 2016 un ajuste relevante de la administración paralela de la DGA (comarcas, empresas públicas y organismos autónomos). Esta circunstancia le obliga a focalizar el ajuste de gasto directamente en los departamentos del Gobierno aragonés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión