Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Gobierno PSOE-CHA ya bloqueó los presupuestos a principios de septiembre

Gimeno señala que seguirá pagando gastos comprometidos hasta finales de año para evitar incrementar más la morosidad.

Los consejeros Fernando Gimeno, Vicente Guillén y José Luis Soro, ayer, tras el Consejo de Gobierno.
Los consejeros Fernando Gimeno, Vicente Guillén y José Luis Soro, ayer, tras el Consejo de Gobierno.
dga

Ningún departamento de la DGA ni sus organismos autónomos y entidades de derecho público pueden autorizar ni un solo gasto más con cargo a los presupuestos de 2015 desde el pasado 8 de septiembre, salvo que afecten a servicios públicos básicos o al funcionamiento ordinario de los servicios de la Administración y se imputen al capítulo de gasto corriente. Así lo decretó el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en la segunda orden de retención de crédito que tuvo que aprobar tras asumir la cartera y encontrarse con 500 millones de euros de gasto pendiente de imputar a las cuentas autonómicas.

Su decisión supuso, de facto, adelantar la orden de cierre del presupuesto, que ayer salió publicada en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) y en la que se recoge el citado bloqueo dictado en la orden de Gimeno del pasado 8 de septiembre. Solo hay constancia de que en un ejercicio, el de 2001, se impidiera con antelación el reconocimiento y pago de nuevas facturas: en aquel año se adelantó a julio y se justificó por la entrada en vigor del euro el 1 de enero de 2002.

No obstante, en el cierre oficial también consta que aquellos expedientes con el gasto autorizado y disponible se podrán tramitar hasta el 31 de octubre, 25 días más que el año pasado. Además, alarga el plazo hasta el 4 de diciembre en el caso de las líneas de transporte escolar (un mes más que en el pasado ejercicio) y hasta el 15 de diciembre para actuaciones relativas al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS).

Hace un año, el actual presidente aragonés, Javier Lambán, fue especialmente duro con su predecesora, Luisa Fernanda Rudi, por adelantar el cierre presupuestario al 6 de octubre: "Solución de Rudi para controlar el déficit: no pagar a los proveedores. !En qué manos estamos! !Qué irresponsabilidad! !Qué indecencia!", criticó.

Un año después, el consejero de Hacienda minimizó los efectos de adelantar el bloqueo presupuestario al 8 de septiembre, puesto que con las dos órdenes de retención de crédito ya impidió disponer de 173,2 millones repartidos por decenas y decenas de partidas de las distintas consejerías y organismos autónomos, como el Servicio Aragonés de la Salud (SAS). Además, hizo hincapié en que el anterior Ejecutivo tuvo especial diligencia en comprometer el gasto antes de las elecciones de mayo, por lo que el margen de maniobra que le quedaba realmente era mínimo. "La mayor parte de los expedientes ya estaban empezados. Ese ha sido el problema", añadió.

En este sentido, el consejero de Hacienda subrayó que en la actualidad "no queda presupuesto para gastar" y vaticinó que el grado de ejecución llegará este año al 100%.

Gimeno especificó que el principal agujero presupuestario corresponde a las nóminas de las plantillas de Sanidad y Educación, para las que no había partida para pagarles el último trimestre del año. A ello se sumó la infradotación para las facturas farmacéuticas y el equipo PSOE-CHA añadió otros gastos de carácter social tras acceder al Pignatelli.

La principal diferencia con el ejercicio pasado es que ahora Hacienda asegura que seguirá pagando los gastos ya comprometidos hasta el próximo 30 de diciembre, puesto que el objetivo es evitar que se incremente aún más la morosidad, castigando a los proveedores. La decisión es una mejora respecto a la orden de cierre de 2014, que limitaba la entrada de expedientes en fase de reconocimiento de obligaciones (los denominados documentos ADO) hasta principios de diciembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión