Despliega el menú
Aragón

El Consejo Escolar inicia el proceso para llegar a un gran pacto educativo en Aragón

Aunque no se ha marcado ningún calendario concreto, el organismo creará una comisión de trabajo para este fin.

Queda camino por delante y habrá que mantener muchas reuniones –con sus correspondientes cesiones– para llegar a un acuerdo. Pero ayer se puso la primera piedra en la tan demandada petición ciudadana de establecer un gran pacto por la Educación, de manera que los vaivenes políticos no afecten a los proyectos a medio-largo plazo ni a los mínimos que deben asegurarse en las aulas. Y de mínimos fue la exposición de la consejera de Educación, Mayte Pérez, que se presentó ayer en el Pleno del Consejo Escolar de Aragón con unas líneas básicas que sirvan para iniciar el diálogo entre las partes, ya que en esta institución están representados todos los sectores de la comunidad educativa.

Asistentes a la reunión explicaron a su término que todas las organizaciones habían intervenido para agradecer la iniciativa del Departamento, aunque concuerdan en que hará falta mucho trabajo y reconocen la dificultad de llegar a un acuerdo. La presidenta de la institución, Carmen Martínez Urtasun, declaró que no espera que salgan muchas reivindicaciones, sino "presupuestos sobre los que edificar este pacto".

De momento, el Consejo no ha establecido ningún plazo concreto, pero sí se ha creado una comisión que estudiará fortalezas y debilidades del sistema, y los asuntos fundamentales que recogería el ansiado documento fruto del consenso.

El primer borrador sobre el que habrá que trabajar, presentado ayer, recoge la necesidad de estabilidad, de adecuar el sistema a las características de la Comunidad e incide expresamente en queel acuerdo evite que los proyectos puedan detenerse por la situación económica o las decisiones presupuestarias, trabajando en grandes líneas de forma conjunta que vayan más allá de los cuatro años de una legislatura. En el texto, se marcan seis puntos prioritarios, que serán el motivo de las discusiones posteriores entre las organizaciones, administraciones, ampas, sindicatos y empresas representadas en el Consejo Escolar: una inversión mínima que garantice la calidad del sistema; la planificación de infraestructuras, ratios y escolarización; asegurar la equidad y la innovación; la apuesta por la escuela rural como fórmula de cohesión del territorio; el reconocimiento al profesorado y la mejora de sus condiciones y la participación de toda la comunidad educativa.

Según explicó Martínez Urtasun, de llegarse a un acuerdo definitivo, el texto se enviaría a las Cortes de Aragón para su posterior aprobación. "Quizá los diputados añadan o supriman algo. O quizá el pacto al que lleguemos sea tan bueno que no haga falta ninguna modificación", aventuró la presidenta del Consejo Escolar.

Etiquetas
Comentarios