Despliega el menú
Aragón

Hacienda abona a las farmacias solo el 77% de su facturación por falta de presupuesto

El Salud informa a los profesionales de la delicada situación financiera de la DGA y su dificultad para pagarles el recibo íntegro correspondiente a septiembre.

Las farmacias aragonesas han vuelto a ser las paganas de la delicada situación económica que atraviesa la Comunidad. El Departamento de Hacienda del Gobierno aragonés solo ha podido abonar a las boticas el 77% de la facturación de medicamentos correspondiente a septiembre. El 23% restante ha quedado bloqueado a expensas de buscar disponibilidad financiera. Actualmente, el recibo mensual por los medicamentos prescritos y dispensados por las boticas ronda los 24 o 25 millones de euros.

Representantes de los farmacéuticos aragoneses se reunieron ayer con el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, que les confirmó la falta de liquidez para afrontar la facturación de medicamentos correspondiente a septiembre, ya que el pago regular se hace normalmente con una demora media de 20 días.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán, mostró su preocupación por el bloqueo del 23% de la factura, aunque agradeció el esfuerzo realizado por la administración para afrontar al menos el 77%. "Es de agradecer que hayan hecho frente a este dinero. Confiamos en que el Gobierno haga todo lo posible por solucionar esta situación, sobre todo, porque nos ha transmitido su preocupación por nuestro sector, que considera estratégico para la sanidad", explicó el representante del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, aunque reconoció que, de momento, el Gobierno de Aragón no les ha concretado cómo abonará el 23% restante ni qué ocurrirá los próximos meses. "Vamos a intentar buscar soluciones. Esperamos que consigan dinero", manifestó.

El 77% de la facturación está previsto que se ingrese en las cuentas de los órganos colegiales hoy o mañana y "a partir de ahí, se distribuirá proporcionalmente entre todas las boticas de Aragón".

Desde el PP, su portavoz de Sanidad en las Cortes de Aragón, Carmen Susín criticó la situación y aseguró que a los actuales responsables de la DGA "se les llenó la boca en la oposición con un asunto prioritario como es el pago a las farmacias" y ahora es lo primero que dejan de pagar.

No obstante, no es la primera vez que las farmacias aragoneses sufren los desajustes financieros del Gobierno de Aragón. El anterior Ejecutivo retrasó el abono de la facturación a 50 días durante más de dos años hasta que, a pocas semanas de las elecciones, volvió a fijarlo en 20 días.

Además, las farmacias han sufrido de lleno el envite de la crisis. Junto a las demoras en los pagos, han visto cómo su capacidad financiera se ha mermado principalmente por la bajada de las ventas de parafarmacia y la reducción del precio de los medicamentos y el fomento de los genéricos.

Casi el 9% de las farmacias aragonesas pasan en este momento por una situación financiera delicada, según los colegios de farmacéuticos.

Etiquetas
Comentarios