Despliega el menú
Aragón

Serranía Celtibérica busca más ayudas: "Nuestra situación es peor que la de Laponia"

Pide a las regiones de Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y La Rioja que se unan para solicitar ayudas europeas.

El director del Instituto de Investigación y Desarrollo Rural 'Serranía Celtibérica', Francisco Burillo, ha pedido este martes que las regiones en las que se encuentra este territorio, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y La Rioja, se unan para solicitar que el Gobierno de España proponga a la Unión Europea la inclusión de esta zona en el grupo NUTS 2 de regiones especialmente despobladas y la creación de una Inversión Territorial Integrada (ITI).

El Instituto quiere promover varios proyectos para desarrollar este espacio, de 65.825 kilómetros cuadrados y menos de 490.558 habitantes, en el que se encuentra la provincia de Teruel, con una densidad de población similar a la de Laponia, que tiene menos de ocho habitantes por kilómetro cuadrado.

Esta región nórdica que recibe fondos especiales de la UE (NUTS 2) a los que la Serranía Celtibérica no puede acceder porque las regiones a las que pertenecen las provincias que la conforman superan este umbral. Es el caso de Teruel, ya que la Comunidad Autónoma de Aragón tiene 20 habitantes por kilómetro cuadrado.

"Nuestra situación es peor que la de Laponia", con una densidad demográfica peor, la mitad de jóvenes y más mayores de 65 años, lo que constituye una pirámide de población que lleva a la desaparición del territorio, ha dicho Burillo, quien ha intervenido en la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas de las Cortes de Aragón.

Ha recordado que el Congreso de los Diputados y el Senado han apoyado la propuesta de crear una Inversión Territorial Integrada (ITI), lo que permitiría recibir ayudas de la UE de miles de millones de euros, propiciando "un cambio radical en la tendencia que ha llevado el territorio".

También han propuesto que esta zona sea reconocida como la 71 eurorregión europea. "En este territorio se han hecho inversiones, el problema es la falta de planificación", ha considerado Burillo, quien ha pedido medias "reales", como la banda ancha, no "paliativas".

El director se ha quejado de que la Serranía Celtibérica no solo está carente de inversiones públicas, sino que se han comprometido algunas que, finalmente, no se han ejecutado, como las prometidas autovías Teruel-Cuenca, Alcañiz-Morella, Monreal del Campo-Alcolea del Pinar, Daroca-Calatayud-Valladolid y el AVE Teruel-Calatayud. "Ni una se ha empezado". Red de universidades

Burillo ha añadido que en breve se firmará el convenio para crear la red de universidades de la Serranía, a la que pertenecerán 10 rectores, "el mayor conjunto de universidades que apuestan por un territorio". El objetivo es convertirlo en centro piloto y de experiencia para extrapolarlo a otros países y continentes.

Asimismo, otra de las metas es que la Serranía sea reconocida como Patrimonio de la Humanidad, un "marchamo de prestigio" que sería un factor de diferenciación en un contexto globalizado.

Burillo ha comentado que el instituto tiene precedentes de investigación, como la edición de la revista Calator, los congresos de arqueología espacial y la propuesta, en 1989, de creación del Instituto Aragonés de Arqueología con sede en Teruel, lo que el Gobierno de Aragón apoyó pero encontró el rechazo de la UZ. A día de hoy, el instituto no tiene "ni para pagar un sello de correos".

La investigadora María Pilar Burillo ha destacado que la Serranía Celtibérica es una región montañosa, remota, rural y escasamente poblada, aunque ocupa el doble de territorio que Cataluña.

"Estamos a más de 45 minutos de una ciudad de 50.000 habitantes, lo mínimo para tener acceso a buenos servicios básicos" y la situación ha empeorado con el tiempo, generándose un "cáncer" demográfico que, desde los años 30, ha reducido la población a la mitad, aunque en el conjunto de España se ha más que duplicado, ha apuntado.

María Pilar Burillo ha acuñado el concepto de "demotanasia", que alude a la "muerte paulatina" de un territorio, de su cultura, tradiciones y formas de vida "por acciones directas, indirectas y omisión", un caso similar al de algunas regiones latinoamericanas.

El miembro del Comité Ejecutivo del Instituto y portavoz de Teruel Existe, Miguel Ángel Fortea, ha repasado algunas actuaciones para conseguir fondos europeos, mencionando las comparecencias en Bruselas y el trabajo conjunto con otras plataformas, como ¡Soria ya! y el Foro Ciudadano por Zamora.

Fortea ha observado que el proyecto de Serranía Celtibérica, impulsado por Burillo, no pretende únicamente obtener fondos de la UE, sino que conlleva la creación de una asociación que une a los impulsores, la puesta en marcha del instituto y medidas para la gobernanza del conjunto. Grupos

El diputado del PP, Fernando Galve, ha asegurado sentirse orgulloso porque esta propuesta haya "surgido desde Teruel, desde una de las provincias más desfavorecidas de España, y desde la disciplina de las humanidades".

"Uno se da cuenta del problema que tiene una gran extensión de nuestro país", y no solo con la despoblación, sino también "con la dispersión y el envejecimiento". "El compromiso del PP va a ser total con este proyecto", según las palabras de Galve.

Para la diputada del PSOE, Begoña Nasarre, la despoblación "es el tema más importante de la Comunidad autónoma", y ha mostrado la lealtad de su partido en este asunto. Para ello, ha incidido en la necesidad de "implicar al Gobierno de España". Respecto al proyecto, ha considerado un problema que "esté estructurado en distintas comunidades autónomas", por lo que se debe "instar a España a que lidere la política de vertebración".

En opinión del parlamentario de Podemos, Héctor Vicente, "ésta es la forma correcta de enfocar el mayor problema de esta zona". En este sentido, ha aplaudido que este proyecto se asiente en la creación de un instituto de investigación "porque aspira a generar conocimiento para crear soluciones integrales para la zona". "No es solo invertir, sino hacerlo de forma inteligente", ha aseverado.

La diputada del PAR, Lucía Guillén, ha dicho "admirar" el trabajo realizado en este proyecto. Ha insistido en la necesidad de concienciar a la población aragonesa al respecto, ya que "la mayor parte de Zaragoza no percibe la despoblación como un problema, lo que crea una ruptura social". Además, ha destacado el papel de las comarcas como "elemento de equidad y vertebración".

"Este proyecto es el futuro", ha manifestado el diputado de Ciudadanos (C's), Ramiro Domínguez, durante su intervención. En este sentido, ha mostrado su deseo de que "se limen las asperezas para luchar todos en la misma dirección". Como habitante de una zona turolense despoblada, Ramírez ha compartido el diagnóstico realizado por este grupo de investigación al asegurar que "está ocurriendo la muerte en población de una zona".

Por último, la diputada del Grupo Mixto, Patricia Luquin (IU), ha agradecido a los comparecientes su labor por "liderar, resistir e insistir" en este proyecto, porque con ello han podido "llegar a donde están hoy". "El gran reto que tenemos es la gobernanza y trabajar coordinadamente", ha remarcado Luquin, porque "ha habido confusión" al respecto, sin embargo, "ahora tenemos una hoja de ruta".

Etiquetas
Comentarios