Despliega el menú
Aragón

Feliz centenario de José Iranzo, el Pastor de Andorra

El cantador celebró su 100 cumpleaños junto a su familia y recibió el reconocimiento de su pueblo.

José Iranzo, con su mujer Pascuala y la junta del Cachirulo de Andorra.
José Iranzo, con su mujer Pascuala y la junta del Cachirulo de Andorra.
Beatriz Severino

El cantador de jota José Iranzo, conocido como el Pastor de Andorra, cumplió este martes cien años y la peña andorrana el Cachirulo y representantes del ayuntamiento de la localidad turolense se desplazaron a su casa para celebrarlo junto a él y su familia.

Iranzo es historia viva de la jota aragonesa y Andorra y el mundo del folclore aragonés le rinden homenaje durante toda esta semana con varios actos.

Nacido en Andorra el 20 de octubre de 1915, José Iranzo perdió a su padre y a dos hermanos en la epidemia de gripe de 1918 y tuvo que trabajar de pastor siendo aún muy niño. "La soledad no es tan dura. No pasé mucho miedo en el monte -señalaba tras una entrevista publicada este domingo en la edición impresa de HERALDO- porque, cuando me venía, enganchaba a cantar y ya está". Más miedo tuvo en la guerra civil donde, afortunadamente, no pegó "ni un solo tiro, ni siquiera al aire. Pero lo pasé fatal, todos los días moría uno u otro". Al poco de terminar la guerra, en septiembre de 1939, contrajo matrimonio con su esposa, Pascuala Balaguer, que el pasado mes de junio cumplió 100 años.

Aprendió a leer y escribir mientras realizaba el servicio militar en Zaragoza. Fue entonces, también, cuando fue ‘descubierto’ para la jota por un teniente, que le envió a tomar clases con Pascuala Perié. Aprendió muy rápido: en 1943 ganó el Certamen Oficial de Jota.

Enrolado con el Grupo de Coros y Danzas de Teruel, cantó en varios países europeos y americanos, e incluso en Marruecos ante el rey Hassan II. El reconocimiento a su figura es unánime. 

Javier Lambán, presidente de Aragón, le felicitó este martes a través de un vídeo colgado en Youtube.

Etiquetas
Comentarios