Despliega el menú
Aragón

Cataluña garantiza la atención a los pacientes de Aragón con una compensación "adecuada"

El consejero catalán de Sanidad mantuvo un encuentro ayer con alcaldes y presidentes de las comarcas orientales.

La Generalitat de Cataluña ha garantizado que los pacientes de las comarcas más orientales de Aragón seguirán siendo atendidos "sin ninguna dificultad" en sus centros sanitarios, independientemente de quién pague la factura. Así se lo trasladó ayer el consejero catalán de Sanidad, Boi Ruiz, a la delegación de alcaldes y presidentes comarcales de La Litera, Bajo Cinca y Ribagorza desplazados a Barcelona, que solicitaron este encuentro al haber detectado algunasdificultades de acceso entre sus vecinos e incluso constatadocasos de personas que con el fin de evitar problemas decidían empadronarse en municipios de la provincia de Lérida.

El director del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), Josep María Padrosa, insistió en que la atención "está garantizada" y para tranquilizar a la población, confirmó la intención de su departamento de remitir su compromiso por escrito a las comarcas aragonesas afectadas. Ahora bien, Padrosa advirtió de la necesidad de "seguir trabajando" con el fin de asegurar la compensación económica "más adecuada" y en este sentido, apuntó la intención del ejecutivo catalán de contactar con el Ministerio de Sanidad y, al mismo tiempo, con el Gobierno de Aragón, al que propondrán "unir esfuerzos" para luchar por el modelo de financiación más apropiado.

Desde el 2001, los gastos generados por atender a pacientes desplazados o de zonas limítrofes eran compensados a través del Fondo de Cohesión Sanitaria, que ha desaparecido de los presupuestos estatales de 2016. Para su sustitución, el Ejecutivo central apuesta por un modelo diferente, el Fondo de Garantía Asistencial (Foga), en el que serán las comunidades las que tengan que compensarse entre ellas, lo que a juicio del consejero aragonés, Sebastián Celaya, podría conllevar un importante "sobrecoste" para Aragón. En 2014, la actividad generada por pacientes aragoneses en el hospital de Lérida supuso un coste de 7,1 millones de euros. La cifra fue similar en 2013.

Al igual que otras comunidades gobernadas por el PSOE, la DGA apuesta por el mantenimiento del Fondo de Cohesión Sanitaria o, en su defecto, por la habilitación de partidas destinadas a la compensación de los gastos, lo que también sugirieron ayer desde la Generalitat. De momento, no hay nada definitivo atendiendo a la cercanía de las elecciones generales.

Los primeros en denunciar la inexistencia de estos fondos estatales fueron los alcaldes y presidentes comarcales de la zona oriental de Aragón, que representan a más de 40.000 habitantes y que salieron "muy satisfechos" del encuentro en Barcelona. "Para nosotros, por cercanía y relación, es fundamental ser atendidos en Lérida; es una cuestión de sentido común, que los responsables catalanes entienden y comparten", señaló el alcalde de Fraga, Miguel Luis Lapeña.

"Hemos observado una voluntad política real y por lo tanto esperamos que cesen las dificultades constatadas, entre ellas, los empadronamientos en municipios catalanes. Nos han trasmitido un mensaje de absoluta tranquilidad", señaló el presidente de La Litera, Josep A. Chauvell. Al encuentro, asistieron también el alcalde de Bonansa, Marcel Iglesias, y el presidente del Bajo Cinca, José Evaristo Cabistañ.

Etiquetas
Comentarios