Despliega el menú
Aragón

Completan la primera fase de un proyecto de cultivo de chopos con fines energético

Con esta propuesta realizada por el Ceder, Copiso y Purines de Almazán se pretende producir biomasa de forma sostenible.

Durante 2015 se ha trabajado en el acondicionamiento de la parcela, implantación de riego, plantación de las estaquillas, así como labores de mantenimiento y muestreo.
Durante 2015 se ha trabajado en el acondicionamiento de la parcela, implantación de riego, plantación de las estaquillas, así como labores de mantenimiento y muestreo.
Subd. del Gobierno

El Centro de Desarrollo de Energías Renovables (Ceder) de Lubia, dependiente del Gobierno central, ha completado "con éxito" la primera fase de un proyecto que comparte con las empresas Copiso y Purines Almazán y con el que se pretende evaluar el desarrollo de cultivos de chopo con fines energéticos y caracterizar la biomasa obtenida, utilizando como aporte de agua y nutrientes la fracción líquida de digestato de purín de porcino de la planta que Purines Almazán (Pural, SL) tiene en Almazán.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno de Soria, el Ceder-Ciemat asume el soporte técnico de este proyecto, que lleva por título 'Crecimiento de chopo por fertirrigación con la fracción líquida de digestato de purín de porcino, para su posterior uso como biomasa para granjas de madres'.

Con este proyecto se pretende producir biomasa de forma sostenible, optimizar su aprovechamiento energético en generación de calor en plantas de Copiso y disminuir la repercusión medioambiental del sector del porcino.

La innovación más destacada de la propuesta reside en la utilización de la fracción líquida de digestato de purín de porcino para crecimiento de biomasa.

"Las ventajas de este tipo de fertilización son de tipo ambiental (mejora de calidad de los suelos, reducción de emisiones de GEI) y económicas (reducción de costes por cultivo de biomasa para autoconsumo)", ha señalado la Subdelegación.

La investigación en cultivos energéticos presenta, además, la "ventaja" de poder planificar la producción de acuerdo a las necesidades planteadas por la demanda y concentrando la producción en zonas próximas al consumo, lo que disminuye los costes de transporte.

Durante 2015 se ha trabajado en el acondicionamiento de la parcela, implantación del sistema de riego, plantación de las estaquillas, así como labores de mantenimiento y de muestreo.

"Los resultados de este primer año son muy alentadores. Se ha obtenido más del 90% de éxito en el agarre de las estaquillas. Algunos chopos han llegado a medir más de dos metros", ha asegurado el director del Ceder de Lubia, Miguel Latorre.

Las actividades se desarrollan en el ámbito de un proyecto presentado por la cooperativa soriana Copiso a la convocatoria publicada por Orden AAA/749/2014, de 30 de abril de 2014, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), que otorga subvenciones destinadas a agrupaciones de productores para la realización de proyectos de investigación aplicada e innovación en determinados sectores ganaderos.

Etiquetas
Comentarios